ACTUALIZADO A LAS
13:56
vacio
-- / --

¡Nadie reclama el cadáver de adulta mayor abandonado en la calle!

I
26 oct 2019 / 21:00 H.

Virginia Mariscal Chalén no existe en el sistema de identificación de la Policía Nacional. Con ese nombre, escrito en un pequeño papel, fue hallado hace 15 días el cadáver de una adulta mayor afuera de una casa ubicada en las calles Clemente Ballén y Asisclo Garay, oeste de Guayaquil.

El cuerpo estaba tendido sobre un portal, envuelto en una cobija. Lo abandonaron la madrugada del viernes 11 de este mes y desde ese día se encuentra en los frigoríficos del Laboratorio de Criminalística y Ciencias Forenses, a la espera de que algún familiar lo reclame.

La adulta mayor, de aproximadamente 85 años, fue registrada como NN (en latín significa nomen nescio ‘nombre desconocido’).

Un agente de la policía, que prefirió no ser identificado, señaló que el ingreso del cadáver fue registrado de esa manera porque no existe un documento que certifique el nombre exacto de la fallecida.

El oficial confirmó a EXTRA que al buscar en el sistema no arrojó ningún resultado el nombre que está escrito sobre el papel. “Me llamo Virginia Mariscal Chalén, 85 años”, es lo que rezaba el texto escrito a mano, con tinta negra.

En el Laboratorio de Criminalística informaron que la investigación de este caso lo realiza otra unidad de la Policía Nacional y la Fiscalía. Mientras tanto, el misterio en torno a la identidad de la adulta mayor y de los motivos por los cuales su cadáver fue dejado afuera de una casa esquinera mantiene inquietos a los vecinos de ese barrio.

Un joven caminaba con el cuerpo

Emma Mendieta, propietaria de la casa donde abandonaron a la abuela, aseguró que por versiones de una vendedora de periódicos el cuerpo fue dejado cerca de las 05:30.

“La señora me comentó que un joven caminaba con el cuerpo envuelto en una colcha, como si llevara un bebé en sus brazos, luego lo dejó en el piso y se fue caminando como si nada. Nadie se imaginó que era una persona fallecida”, comentó Emma.

La moradora añadió que la tarde de ese viernes, una mujer y un joven llegaron hasta la tienda que ella tiene en la planta baja de su vivienda y preguntaron qué había ocurrido con el cadáver.

“Ellos me preguntaron que si el cuerpo tenía heridas y que si era blanca. La verdad le contesté enojada, porque pensé que eran familiares. Les dije que no había visto nada y que había gente inhumana que hace eso. Luego se fueron sin decir nada”, indicó la dueña de casa.

Otros moradores manifestaron su indignación por este hecho y pidieron a las personas implicadas en el abandono del cadáver, que ayuden a la identificación de la adulta mayor.

Investigación

Policía continúan con la investigación por la muerte de la anciana. Ellos buscan a quien dejó el cuerpo en el portal.

Así Opina

Emma mendieta, moradora

Si los familiares no tenían dinero hubieran pedido ayuda. Es de admirarse lo que han hecho con la señora”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN