ACTUALIZADO A LAS
10:26
vacio
-- / --

En Salinas esperan a unos 140.000 turistas por el Carnaval

I
21 feb 2020 / 00:01 H.

Al ritmo de La Subienda, una vieja cumbia que provenía de un radio transistor, unos 20 pescadores de Santa Rosa, puerto de Salinas, aceleraban el despacho del producto que recién salía del mar a través de unos 300 botes.

Eran las 09:00 de ayer y la jornada se intensificaba por la presencia de decenas de clientes que buscaban llevar a buen precio el mejor pescado y marisco. La finalidad era abastecerse antes del feriado de carnaval.

▶ Lee también: Artistas internacionales se presentarán en Ecuador por Carnaval

“Lleva a dólar y medio la libra de albacora o dorado. Apresure antes de que suba de precio o escasee”, insistía el comerciante Iván González, mientras mostraba la variedad del producto sobre porciones de hielo.

Gregorio Yagual, propietario de una picantería, tenía previsto invertir unos 900 dólares en albacora, principal ingrediente para el encebollado que ofrece desde hace 15 años.

A un metro, César Holguín, residente de Salinas, ‘tasaba’ el costo de un dorado blanco de 8 libras, que al final logró pactar en 9 dólares. “Seguro, el balneario se saturará de turistas desde mañana (hoy), así que llevo el alimento que me durará hasta el martes sin salir de casa”, comentó.

En Salinas esperan a unos 140.000 turistas por el Carnaval
Segundo Holguín aprovechó que estuvo en el puerto de Santa Rosa para adquirir pescado.

Los comerciantes minoristas de pescado también se abastecieron. Los esposos Pastor Rivera y Ana Cedeño por lo regular invierten 600 dólares diarios. Esta vez quintuplicaron la cifra para guardar en el frigorífico robalo, corvina y atún.

EN MERCADO

En el mercado de víveres del sector Pueblo Nuevo, los puestos permanecen surtidos. El comerciante Mario Orrala invertirá hoy 600 dólares para abastecerse principalmente de tomate, cebolla, yuca y pimiento. “Son ingredientes más solicitados en esta fecha”, expresó.

Los comedores también tomaron medidas y planificaron la entrega de los ingredientes con dos semanas de anticipación. Por ejemplo, la cevichería Kléber, situada en el centro de Salinas, se abasteció de cuatro quintales de dorado y corvina, dos quintales de camarón y 3.500 unidades de conchas. “Nuestro menú está compuesto de veinte platos, por lo que tomamos las precauciones para satisfacer a nuestra clientela”, señaló Dick Borbor, administrador del local.

Hasta ayer se evidenció una escasa presencia de visitantes. Los que acudieron desde esta semana aprovecharon para asegurar una habitación y disfrutar de la tranquilidad del mar. Es el caso de los esposos Edson Cadena y Patricia Méndez, quienes llegaron de Quito en compañía de sus dos pequeños hijos.

“No podemos quejarnos, la comida y el ambiente ha sido de lo mejor”, opinó Cadena, que con su familia tiene previsto retornar mañana a la capital, para evitar la bulla del carnaval en el balneario. (JPZ)

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN