ACTUALIZADO A LAS
17:11
vacio
-- / --

¡Este es el caso del Pompi-grafo!

12 ene 2020 / 00:19 H.

Un ‘paparazzi’ subido de tono. Un empleado público que fotografiaba los glúteos de mujeres y subía las imágenes sin su consentimiento, podría ser sancionado en su ‘camello’ por aquel inapropiado comportamiento.

El ciudadano publicaba el contenido en su cuenta en Instagram, en un contexto sexual. “Lo que quiero comerme en el desayuno” o “el almuerzo de hoy”, fueron algunas de las frases con las que describió las fotos de féminas caminando, enfocando principalmente sus piernas y nalgas.

Una joven lo denunció públicamente en Twitter. Luego, la institución donde trabaja el hombre informó en un comunicado que tomaría las “acciones administrativas correspondientes” contra él.

EXTRA pudo conocer que el funcionario fue cesado en sus funciones.

▶Lee: Funcionario del IESS de Ceibos fotografiaba glúteos de mujeres

El psicólogo clínico Christian Arias, presidente de la Asociación de Bienestar Estudiantil, refiere que este tipo de conductas se asocian a perversiones sexuales, específicamente con la acción de disfrutar contemplando actitudes íntimas o eróticas de otras personas (voyerismo).

¡Este es el caso del Pompi-grafo!
El ciudadano fotografiaba, principalmente, los glúteos de las féminas mientras caminaban.

“Eso no necesariamente convierte a una persona en un sociópata. Muchas personas se inician en la sexualidad explorando con la pornografía, pero se trata de un estímulo exterior. No es lo mismo que espiar a una mujer. Estamos hablando de invasión a la privacidad”, opina Arias.

Acota que dicho comportamiento es una “conducta de alerta”, pero no se puede dar por sentado si tiene o no rasgos criminales que podrían derivar luego en el cometimiento de algún delito.

La psicóloga educativa y presidenta del Colegio de Psicólogos Educativos del Guayas, Jenny Alvarado Pozo, en cambio comenta que si las fotos del ciudadano solo eran a las partes íntimas de las damas, podría tener algún problema de orden psicológico.

Sin embargo, aclara que para comprobar aquello, debe valorarlo un especialista. Y, de hallarle algún padecimiento de ese tipo, debe definirse qué hecho de su vida lo generó para que luego sea tratado adecuadamente.

La experta señala que en los primeros cinco años de vida se define la personalidad de un ser humano. Y si durante esa etapa quedan traumas, estos se manifestarán en la etapa adulta.

Alvarado indica que en ciertas ocasiones, los comportamientos excesivamente sexuales en la época de madurez de una persona, pueden ocurrir por una poca discreción de los padres.

“Hay hogares que son muy sexuados, que solo hay un dormitorio y todos duermen ahí mismo, los adultos tienen relaciones sexuales delante de los niños”, explica.

La psicóloga considera vital que el involucrado reciba un tratamiento terapéutico adecuado, porque podría incurrir en similares actos en un nuevo entorno de trabajo.

¿Qué establece la ley?

De acuerdo al Código Orgánico Integral Penal, en su artículo 178, la persona que sin contar con el consentimiento o la autorización legal, acceda, intercepte, examine, retenga, grabe, reproduzca, difunda o publique datos personales, mensajes de datos, voz, audio y video, objetos postales, información contenida en soportes informáticos, comunicaciones privadas o reservadas de otra persona por cualquier medio, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:

LEE TAMBIÉN