ACTUALIZADO A LAS
09:37
vacio
-- / --

¡Reclamo de sueldo atrasado les salió caro!

I
11 sep 2019 / 21:40 H.

Dos guardias de una empresa privada de seguridad llegaron lastimados a la Fiscalía de Flagrancia esta tarde, miércoles 11 de septiembre del 2019. Ambos se acercaron a la dependencia judicial para denunciar un presunto ataque con un revólver.

David Franco, uno de los custodios, tenía una venda en su pie izquierdo. Su compañero, Carlos Escalante, tenía una venda bajo su rodilla derecha. Estaban acompañados de otros celadores de la misma compañía.

Ni bien llegaron a la institución, adjunta al cuartel modelo de policía en el norte de Guayaquil, fueron derivados donde el médico legista para que les haga una valoración médica. Esto mientras Luis González, uno de los supervisores de la empresa, explicaba que un compañero de labores de la entidad supuestamente disparó contra los custodios.

González indicó que el hecho se originó cuando un grupo de 20 guardias llegó a la entidad para reclamar el pago de tres meses de sueldos atrasados.

“Estaba afuera cuando escuché la detonación. Entré y vi que el señor (el involucrado) estaba con el arma en la mano. Yo le dije, ¡tírala! Pero no la soltó hasta que llegó la policía”, contó González.

Luis aseguró que todos los colaboradores llegaron a la oficina para reclamar en forma pacífica. Sin embargo, el abogado de la empresa, Pedro Álava, aseguró que los empleados habrían arribado con los ánimos caldeados y, además, habrían sustraído equipos del sitio.

Franco y Escalante presentaron la denuncia contra el sospechoso de los disparos, quien quedó detenido para investigaciones. En tanto, Álava dijo que en nombre de la empresa iba a denunciar a los guardias por los daños ocasionados.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN