ACTUALIZADO A LAS
12:29
vacio
-- / --

Se clavó una varilla en el pecho para que no lo dejara

Bolivar ·
I
12 dic 2019 / 10:32 H.

Los problemas entre ‘Victorino’ y ‘Kristhel’ anunciaban una ruptura inminente de su relación sentimental. Pero el adulto mayor, de 65 años, no quería perder a los dos amores más grandes de su vida: su esposa, de 23 años, y la pequeña que procrearon juntos en el barrio Los Rosales, del cantón Caluma, en la provincia de Bolívar, donde habitaban.

Pero ‘Kristhel’ estaba decidida y la tarde del martes le dijo a su marido que se iba de la casa con su hija. La noticia impactó tanto a ‘Victoriano’ que hasta le cambió el semblante y su actitud.

Los vecinos del sector lo vieron tomar un machete para sacarle filo y en ese momento, ‘Kristhel’ optó por retirarse junto a su niña para pasar la noche en casa de sus padres.

Mientras tanto, ‘Victoriano’ no durmió bien en toda la noche de tanto pensar en lo que su mujer le había dicho el día anterior. Dio varias vueltas en la cama ‘sin pegar un ojo’ y cuando amaneció se encargó de ejecutar el plan que le cambiaría la vida.

A las 08:00 llegó su conviviente para darle el desayuno. Media hora después, ‘Victoriano’ ingirió dos comprimidos de veneno para ratas sin que nadie se diera cuenta.

▶Lee: Un ecuatoriano falleció en medio de tiroteo

Cuando el reloj marcó las 09:00 empezó a tratar nuevamente el tema de la separación con ‘Kristhel’. “Si te vas me voy a matar”, le dijo el sexagenario por varias ocasiones, pero la joven no creyó que sería capaz de hacerlo.

Al ver que la mujer empezó a alistarse para salir del domicilio, el hombre ingresó al baño y se clavó una varilla de 6.6 milímetro a la altura del corazón. Luego empezó a ejercer presión con sus manos, pero los efectos del veneno que ingirió anteriormente empezaron notarse en su estado anímico.

El fin era perforar el corazón para ponerle fin al dolor que sentía por la ausencia de su amada. Sin embargo, la varilla no se introdujo más que tres centímetros sin dejar rastros de sangre a su alrededor.

Los agentes de la Policía Judicial del cantón Caluma fueron los primeros en estabilizar al hombre que insistía en querer acabar con su vida de todas formas. Con sus manos quería seguir introduciendo el fierro para lograr su objetivo, pero los uniformados se lo impedían.

En ese momento el ciudadano reveló a los agentes la sustancia que había ingerido previamente y enseguida una ambulancia llegó para trasladarlo al subcentro de la localidad.

No dará marcha atrás

La angustiada mujer aseguró que permanecerá junto al padre de su hija hasta que su condición mejore. Luego buscará la forma de hacerle entender que no van a estar juntos nuevamente. El pronóstico de ‘Victoriano’ es reservado aún y sus familiares llegaron a la casa de salud para estar con él durante su recuperación.

Los habitantes del barrio Los Rosales quedaron sorprendidos con lo sucedido y rechazaron la acción del adulto mayor de querer morirse por el amor de una mujer.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN