ACTUALIZADO A LAS
01:06

¡La creciente se llevó pavos y gallinas!

I
14 mar 2018 / 14:19 H.

Los pobladores de los recintos Santa Rosa, Las Maravillas, San Luis y entre otros que pertenecen a Samborondón, se encuentran aislados debido a la fuerte temporada invernal. La canoa es el único medio de transporte que les queda.

Pedro Romero Medina Junto a su conviviente Cecilia León Zurita y sus dos hijos abordaron una canoa de palanca, salían de su domicilio en el recinto Santa Rosa para realizar la compra de víveres de la semana.

Romero, de 28 años, manifestó a EXTRA que todos los años con la fuerte creciente de los rios Babahoyo y Los tintos, todo su recinto se inunda. “Pedimos una ayuda a las autoridades ya que no hay trabajo en el campo, si almorzamos, no merendamos”, dice el habitante y calcula que aproximadamente 60 familias están incomunicadas.

Mientras Jofre Martínez de 40 años expresó que es una verdadera problemática la que viven desde hace dos semanas: “Quien no tiene canoa, tiene que salir con el agua al pecho, en este sector la corriente se ha llevado los pavos y las gallinas”.

Más jodido el que se enferma

“Si algún vecino sufre alguna enfermedad infecto contagiosa y se empeora de salud en las noches es terrible porque no hay canoa y nos cobran mucho dinero”, añadió el agricultor mientras se trasladaba hasta el recinto San Luis, para verificar el estado de sus cultivos de arroz.

Por el momento, las autoridades de la localidad realizan una evaluación de los sitios inundados, que están en la vía al Cerro Santa Ana de la carretera Samborondon – Salitre.

Magaly Franco y su hija, con el agua a la cintura se dirigían hasta el recinto Las Maravillas para visitar a sus allegados y tratar de ayudarlos.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN