ACTUALIZADO A LAS
20:58
vacio
-- / --

¡La influencer que vivía de dinero de la corrupción!

I
03 abr 2019 / 13:27 H.

Con 26 años y sin provenir de la realeza o de una familia acaudalada, Jenny Ambuila manejaba carros de alta gama, vestía al último grito de la moda, estudiaba en una de las universidades más exclusivas de EE.UU., viajaba alrededor del mundo y tenía entre sus amigos a gente famosa.

Sin embargo, tras todo el lujo que exponía a diario en sus cuentas de Facebook e Instagram —lo que la llevó a convertirse en influencer— existía un gran secreto. El dinero habría provenido de las supuestas coimas que recibía su padre, Omar Ambuila, un funcionario aduanal de nivel intermedio en el puerto de Buenaventura, Colombia.

Según las autoridades, el hombre es sospechoso de haberse embolsado millones de dólares a cambio de permitir el ingreso de artículos no gravados.

Al parecer, la caída del funcionario en manos de la Fiscalía, se debería al desmesurado exhibicionismo de su hija, quien presumía y disfrutaba de un estilo de vida por encima de su estatus de estudiante universitaria. Por ejemplo, compraba de manera habitual productos de marcas de lujo como Gucci y Dolce & Gabanna, además de pasar vacaciones en lugares como Milán y París.

Asimismo, la mujer compartía en redes sociales fotografías de su extravagante vida, junto a famosos como el boxeador Floyd Mayweather o el cantante Pharrell Williams. En el mundo virtual se describía como inversionista de riesgos, operadora de bolsa internacional e influenciadora.

Según el fiscal colombiano a cargo del caso, Andrés Jiménez, mientras los investigadores inspeccionaban los perfiles de Ambuila en la red, también comenzaron a indagar sobre algunas de sus compras, incluyendo la adquisición en 2017 de un Lamborghini Huracan Spyder, valorado en 300.000 dólares.

¡La influencer que vivía de dinero de la corrupción!

Entres sus posteos, se puede ver a Ambuila posando junto al vehículo deportivo de color rojo, que tenía su usuario de Instagram tallado en el maletero. Mientras vivía en Miami también compró un todoterreno Porsche Cayenne.

Todo esto generó suspicacias de las autoridades quienes descubrieron que el funcionario tenía un modesto salario mensual de 3.000 dólares como inspector portuario. En las investigaciones se detectó además, que desde el 2012 recibió al menos 600.000 dólares en sobornos procedentes del extranjero.

Ambuila utilizó algunos de los fondos ilícitos para enviar a su hija a la Universidad de Harvard. Ella continuamente mostraba su carnet de la escuela de negocios en esa institución educativa.

La detención de la joven se dio días atrás, mientras vacacionaba en Colombia junto a sus padres y otro funcionario aduanal.

Durante su arresto domiciliario, Jenny le dijo a las autoridades que financió sus gastos de lujo mediante el desarrollo de negocios que incluyen una heladería y un servicio de mercado de divisas.

Aunque la constitución de las referidas empresas sí consta, “no tienen cómo justificar esas grandes cantidades de dinero”, sostuvo el fiscal a Blu Radio de Colombia.

Ambuila fue acusada de lavado de dinero. Su padre y su madre, Elba Chará, también están en prisión por cargos adicionales de corrupción y ayuda a contrabandistas.

“Esto es un caso fundamental para la lucha contra el contrabando. Estamos yendo tras la estructura y sus recursos”, aseguró Jiménez y recalcó que la investigación resalta los recientes intentos de frenar el contrabando en Colombia.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN