ACTUALIZADO A LAS
12:00
vacio
-- / --

¡Se suicidó porque no aprobó examen Ser Bachiller!

I
24 ene 2020 / 13:58 H.

En el barrio San Juan, los moradores lamentan el suicidio de Evelyn Iza Criollo de 18 años. La joven se deprimió, asegura su madre, tras no alcanzar la puntuación necesaria en el examen Ser Bachiller, régimen Sierra, una prueba que rindió hace aproximadamente seis meses. Lo intentó en dos ocasiones y no quiso probar una tercera vez. Se quitó la vida.

El velorio se realizó en la sala de la casa de los padres, en la parroquia San Miguelito del cantón Píllaro, en Tungurahua. Su madre, Zenaida Criollo, está enojada con este sistema. Cuenta que su hija quería ser psicóloga y que pese a ingresar a los cursos de nivelación y de estudiar día y noche, no logró la puntuación requerida: obtuvo menos de 500.

“Mi hija era muy aplicada en sus estudios, nunca me dio de qué hablar. No fue por vaga que no logró pasar: las preguntas del examen final eran muy diferentes a las que estudió”, sostuvo Criollo.

▶Lee: ¡En 4 días mataron a dos primos!

Iza era la tercera de cuatro hijos. Se graduó en junio del 2018 y su meta era continuar sus estudios universitarios. Pero todo cambió luego de conocer los resultados del examen que rindió hace casi medio año.

LA MADRE LA ENCONTRÓ MUERTA

¡Se suicidó porque no aprobó examen Ser Bachiller!
La progenitora Zenaida Criollo aseguró que su hija se quitó la vida porque no logró la puntuación para seguir psicología.

Criollo encontró a su hija colgada de una soga, la madrugada del jueves 23 de enero de 2020, en la cocina de la casa. De inmediato, la mujer avisó a los familiares para que intenten reanimarla.

Recordó que la noche anterior conversaron y que notaba a su hija deprimida: le dijo que estaba triste por no alcanzar la calificación necesaria para aprobar el examen. Ella trató de animarla.

Su tía Marcia Criollo contó que también habló con ella. Dos días antes, su sobrina le comentó que hubiese querido que le tomaran una prueba basada en el cuestionario que estudió. “Deberían evitar ese tipo de trampas porque los jóvenes se desaniman. Mi sobrina estaba triste porque había estudiado seis meses para obtener el cupo deseado y al final no resultó como esperaba”, finalizó

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN