ACTUALIZADO A LAS
02:03
vacio
-- / --

¡Ambición, prostitución y muerte desalojan la zona minera de Buenos Aires!

I
05 jul 2019 / 11:28 H.

Policías y militares asumieron el control territorial de la mina vieja, uno de los puntos conflictivos en donde personas dedicadas a la minería ilegal en la parroquia La Merced de Buenos Aires, del cantón Urcuquí, provincia de Imbabura, se negaban a abandonar.

La intervención con efectivos de grupos tácticos de la Policía y comandos de Fuerzas Armadas se dio cerca de las 13:00 de este jueves y siguió la madrugada de este viernes 5 de julio. Al principio hubo rechazo de las personas dedicadas a esa actividad ilegal, pero luego iniciaron la salida. La acción se produjo luego que la Policía recibió información de saqueos y acciones violentas en esa mina en la que existían alrededor de 3.000 personas entre hombres, mujeres, niños y personas de tercera edad. El objetivo es claro: limpiar esta zona de la ambición por el oro y las acciones violentas que incluso han llevado a la muerte de varias personas.

La acción fue una siguiente fase de la operación Amanecer Radiante, que se inició el pasado martes 2 de julio y en la que intervinieron, inicialmente, 1.200 policías y más de 1.500 miembros de Fuerzas Armadas. La intervención se dio tras la declaratoria de emergencia dispuesta por 60 días por el presidente Lenín Moreno la tarde del lunes 1 de julio.

El general Hernán Carrillo, comandante de Operaciones de la Policía señaló que cuando llegaron al sitio pudieron hacer registros para descartar la presencia de grupos armados. En la revisión encontraron un cadáver en un cambuche. Su deceso se habría producido en las últimas 24 horas y por causas naturales.

La tarde del miércoles 3 de julio la Dinased ya había recuperado dos cadáveres en el sector El Cristal a 11 kilómetros de la parroquia La Merced de Buenos Aires. Las autoridades desconocían si su muerte fue por accidentes en las minas o por acción de los supuestos grupos armados que controlarían las minas.

Pero pocas horas después se halló otro cuerpo sin vida. Este sería el quinto cadáver desde que inició el operativo y el séptimo hallado en la zona si se cuentan acciones anteriores a la intervención.

Siguen desalojando la zona

En el sector de La Feria se encontraron libretas en las que se llevaban registros de lo que generaba la prostitución y los viajes de las camionetas, según contaron los uniformados. Por ejemplo, se evidenció que existían alrededor de 60 trabajadoras sexuales que generaban alrededor de 50 dólares por cada una.

Así como el Internet, tampoco les podía faltar la religión. A 2.682 metros de altura había una iglesia cristiana denominada ‘Como las Águilas’.

El miércoles pasado, el gobernador de Imbabura, Álvaro Castillo, dijo que el desalojo debe ser total para restablecer la paz de los habitantes y les dio un plazo de 72 horas a quienes estaban allí para salir, sino se tomarían otras acciones, aunque no detalló cuáles.

Pero desde el inicio mismo del operativo, las personas empezaron abandonar el sitio caminando en medio de la lluvia y lodazales.

Este jueves, cerca de las 17:00 pasaron por los ‘pueblos de papel y plástico’, llegaron a la Y en donde fueron registrados, luego subieron a los camiones y llevados hasta Buenos Aires para finalmente ser subidos a buses y llevados hasta Ibarra.

Entre los mineros hubo malestar. Algunos pararon a golpes las camionetas o vehículos que salían de los pueblos de papel para que los transporten.

El próximo objetivo será asumir el control de la mina nueva en donde permanecerían unas 600 personas.

Este viernes se espera que ingresen a la mina vieja autoridades de la Fiscalía, Policía Judicial, Medio Ambiente y Arcom.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN