ACTUALIZADO A LAS
18:29

¡Fueron a buscar trabajo y regresaron en ataúd!

I
15 abr 2019 / 14:17 H.

Una aparente oferta de trabajo hizo que Bryan Acurio, de 18 años, dejara el pasado fin de semana su natal Babahoyo, para movilizarse a la ciudad de Cuenca en busca de mejores días. Antes de partir el joven tenía que encontrarse con su amigo Jhonny Vargas Torres, pero la tarde del domingo ambos aparecieron muertos en una quebrada de la capital azuaya. Al parecer, fueron asesinados.

Este lunes 15 de abril de 2019 Victor Acurio se desayunó la triste noticia de que su hermano Bryan estaba muerto y enseguida buscó la forma de ir a identificarlo.

En la llamada telefónica que recibió para darle la infausta noticia no le dieron mayores detalles de lo sucedido, pero él cuenta que su ñaño fue en busca de un trabajo. “Antes de irse solo nos informó que se iba porque la situación acá en Babahoyo estaba difícil. Desde entonces no supimos nada de él, hasta que nos dieron la mala noticia”, argumentó.

Bryan vivía en la ciudadela Muñoz Rubio y era mecánico experto en la reparación de motocicletas.

El motivo del crimen es incierto, pues según familiares de Acurio él no tenía enemigos y tampoco lo relacionan con algún hecho ilícito. La mañana de ayer sus deudos se movilizaron a la ciudad de Cuenca para realizar los trámites en la morgue y retirar sus restos que serán velados en Babahoyo.

Mientras que los familiares de Vargas Torres expresaron sus condolencias en redes sociales ante lo sucedido y alistaban el traslado de su cuerpo a la capital riosense, de donde era oriundo.

El joven deja una menor en la orfandad y recientemente habría salido del centro de rehabilitación social. En Babahoyo, sus amigos de carreras de motocicletas en las que participaba lo recordaron como Jhonito.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN