ACTUALIZADO A LAS
08:03

¡Regresó con su ‘princesa’ dentro de un ataúd!

I
13 mar 2019 / 17:43 H.

“Era mi princesa, mi muñeca que vino a Ecuador para conocer, viajar y también trabajar porque quería construirme la casa. Era mi primera hija, mi única mujer”, contó María, vía telefónica, la progenitora de Laura Ramírez de 23 años de edad.

Laura, oriunda de Medellín (Colombia) la encontraron muerta el 19 de febrero a cinco metros del puente Las Juntas en los límites entre Pelileo-Baños de Agua Santa en la provincia de Tungurahua. Fue un obrero que, mientras se adentraba en la vegetación para orinar, encontró el cadáver desnudo y en estado de descomposición.

La joven fue identificada un día después del hallazgo y sus familiares se enteraron de lo sucedido mediante las redes sociales. Desde ese momento empezó el viacrucis para repatriar los restos.

Finalmente luego de 23 días, los familiares pudieron llevar el cuerpo a Colombia.

Muerte violenta

La progenitora reveló que la muerte de su hija fue violenta. “La médico legista me dijo que fue asfixiada y tuvo golpes múltiples”, lamentó.

Esa versión fue confirmada por la fiscal de Pelileo, María Fernanda Bazurto. “De acuerdo a la autopsia es una muerte violenta y se va a investigar. Fue por asfixia”, confirmó Bazurto.

El cadáver lo retiraron la tarde del martes 12 de marzo del Centro Forense. En la ambulancia de Medicina Legal lo llevaron hasta la frontera y de ahí en una carroza fúnebre hasta su natal Medellín. El viaje es de aproximadamente de 26 horas.

“Los familiares no tenían recursos e incluso pedimos ayuda al consulado de Colombia y nos dijeron que ellos no hacen ese trámite por falta de dinero. Por eso colaboramos con el traslado”, explicó la fiscal.

“Solo Dios sabe lo ocurrido”

Laura era amiga de Mariuxi Franco de 29 años, asesinada en octubre del 2018 en Baños de Agua Santa. Se conocieron en Guayaquil y Mariuxi la habría llevado a vivir hasta el cantón de Tungurahua.

La progenitora reveló que tras la muerte de la amiga, Laura le había comentado que temía correr la misma suerte. Además de un problema con un muchacho caleño. “No sé porque matarían a mi hija, eso solo Dios sabe, pero pido que se investigue”, exigió.

La joven colombiana se dedicaba al comercio y era madre de un niño de nueve años que ahora quedará al cuidado del progenitor.

Después de 23 días los familiares pudieron llevar los restos de Laura Ramírez, así fue identificada la joven encontrada sin vida en el puente de Las Juntas el 19 de febrero. Era de Medellín y hace un año llegó a vivir en Baños de Agua Santa.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN