ACTUALIZADO A LAS
01:04
vacio
-- / --

¡Fue al hospital por una tos y regresó sin tres extremidades!

I
20 sep 2019 / 00:00 H.

Una simple tos se convirtió en una pesadilla para Jayne Carpenter. La mujer de 51 años perdió tres de sus extremidades: amputaron sus dos piernas y su brazo izquierdo hasta la altura del codo; así como cuatro dedos de su mano derecha.

La exenfermera empezó teniendo dolores en la espalda y falta de aire cada vez que hacía algún movimiento. “Estaba caminando con mi esposo Roberth y Harriet nuestra perra y empecé a sentir un dolor cuando respiraba, así que creí que era una infección, pero cuando me levanté al día siguiente, estaba tosiendo y tenía flema muy oscura, no podía respirar, lo que era raro para mi, porque siempre he sido muy activa”, contó, según Infobae.

Por ello, decidió ir a la clínica más cercana, donde le dijeron que debía ir a emergencias. Inicialmente, los médicos pensaron que era una posible neumonía, pero los órganos dejaron de funcionar y cayó en coma debido a un shock séptico.

Al despertar descubrió que había sido sometida a una amputación cuádruple. El personal médico le informó que si no lo hacían podía morir. En una entrevista, Jayne confesó: “no puedo ponerme mi joyería dependo de mi esposo para ponerme zapatos, eso me quita feminidad. Trato de hacer lo que más puedo, pero le pido a Roberth que haga mucho y él ha sido mi verdadera roca”.

“Le dije que podía dejarme si quería”, dijo. Pero el esposo le decía: “Me casé contigo no por tus piernas o por tus brazos, sino porque te amo”.

Ahora Jay Carpenter intenta salir adelante y conseguir fondos a través GoFoundMe para una prótesis de última tecnología, según publicó El Periódico.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN