ACTUALIZADO A LAS
01:00

¿Las mujeres camellan más que los hombres?

I
02 may 2018 / 23:29 H.

Unos dirán que sí, y otros que no. Todo depende de la perspectiva en que sea plateada esta pregunta. Lo ciertos es que solo el 49,6 % de las mujeres en edad de camellar están dentro del mercado laboral.

Si se habla de trabajo grateche o no remunerado, las mujeres se ponen a la cabeza. En este aspecto las cifras de ONU Mujeres revelan que las féminas asumen una carga desproporcionada de trabajo en todo el mundo. Actividades como limpiar, cocinar, cuidar a los niños y a los abuelos entran en la lista de actividades no remuneradas.

Los números de 2016 muestran que realizar estas tareas hogareñas puede absorber fácilmente cuatro horas diarias; a esto se suman cinco horas —tiempo medio de trabajo a nivel mundial— y resultan nueve horas de puro camello para la mujeres. En el caso de los hombres, el tiempo de trabajo cambia. Ellos dedican casi siete horas a trabajar y solo una hora y media en labores domésticas.

¿El resultado?, las mujeres trabajan casi 2,5 veces más que los hombres en actividades no remuneradas.

Sin embargo, a nivel de empleos con paga, la historia es totalmente diferente. A nivel mundial, las mujeres tienen mayor probabilidad de estar desempleadas. En 2015, alrededor de 197 millones de personas en edad de trabajar se encontraban desempleadas. En el caso de los jóvenes la situación puede tener efectos muy perjudiciales a largo plazo.

A nivel mundial, las mujeres sólo ganan 77 centavos por cada dólar que ganan los hombres. Esta es una causa fundamental de desigualdad en términos de ingresos a lo largo de toda la vida. Según las estadísticas esta brecha tardará 70 años en cerrar.

¿En qué trabajan las mujeres?

¿Las mujeres camellan más que los hombres?
Cifras de la segregación ocupacional.

Las mujeres están concentradas en empleos donde la paga no es alta, existe mayor inseguridad laboral; además, están insuficientemente representadas en puestos con responsabilidad de toma de decisiones y en campos como la ciencia y la tecnología.

Pero si la equidad reinara...

Las mujeres representan la mitad del potencial del mundo. Para aprovecharlo es necesario que tengan acceso a un trabajo decente, remunerado y de buena calidad, y también se necesitan políticas y regulaciones como licencias de maternidad.

Si las mujeres desempeñaran una función idéntica a la de los hombres en los mercados laborales, el producto interno bruto mundial anual podría aumentar en 28 billones de dólares (un 26 %) hasta 2025.

Pese a que la globalización ayudó a millones de mujeres a encontrar un empleo, el número todavía es muy inferior al de hombres.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN