ACTUALIZADO A LAS
23:11

Madre ora para ubicar a profanadores

I
12 sep 2018 / 11:36 H.

Toma entre sus manos la única fotografía que tiene de su ‘negrita’. La mira, suspira y las lágrimas brotan. La madre de familia, de 25 años, pensó que lo más duro fue ir a enterrar a su hija mayor de 10 años que murió de manera intempestiva. Pero a las 11:00 del sábado su pesadilla empezó. Llegó la Policía Nacional a avisarle que el cuerpo de su pequeña estaba fuera del nicho.

“No había parado de llorar toda la noche y cuando llegó la policía me sorprendió. Ellos me preguntaron si tenía enemigos y dije que no, después me soltaron que el cadáver de mi niñita estaba fuera de su tumba. No lo vi, cuando llegué al cementerio la habían llevado a la morgue de Tena”, recuerda con su mirada perdida.

La mujer cuenta su pesar en compañía del abogado Rafael Díaz y de su hija menor de 8 años que no se despega de su progenitora.

El abogado mencionó que el cadáver de la pequeña fue profanado y esperan los resultados de la necropsia que ordenó Fiscalía para afirmar que fue violado. “El cuerpecito estaba sobre otra tumba y la encontraron semidesnuda”, dice el abogado de la familia.

Carlos Álvarez, guardia del camposanto, confirmó que el cuerpo fue descubierto por una mujer que fue a limpiar la tumba de su deudo y al ver a la niña sin vida se asustó y avisó a la Policía del cantón que está a una cuadra del cementerio.

Oraciones

La progenitora dejó su casa para irse a vivir junto a sus padres en la comunidad de Sabato, situada a 15 minutos de Archidona. Ahí, en una pequeña mesa, coloca la única fotografía que tiene de su niña y ora noche y día para que su espíritu los guíe y ubiquen a los profanadores.

La mamá recordó que a las 06:00 del jueves le puso el uniforme para que junto a su hermana se vayan a la escuela. “De repente solo dijo que tenía ganas de vomitar y ahí se desmayó.

Los médicos mencionaron que murió por un paro respiratorio. El viernes la fuimos a enterrar y hasta las 18:00 me quedé en el cementerio. La sepulté dos veces. Eso es muy doloroso”, mencionó la mamá.

La fiscal Rocío Villarreal confirmó en medios locales, en Napo, que el cuerpo fue sacado de la tumba y tenía huellas de haber sido violado.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN