ACTUALIZADO A LAS
23:02
vacio
-- / --

¡Piden declarar en emergencia la cárcel de Cotopaxi!

I
09 may 2019 / 15:28 H.

Los encargados de la Defensoría del Pueblo piden se declare en emergencia el Centro de Rehabilitación Social de Cotopaxi. Esta petición toma fuerza tras la muerte de Eddy Corozo, conocido como el Negro Jessy. El crimen ocurrió la tarde del martes 7 de mayo dentro de la cárcel que está ubicada en la vía a Saquisilí en Latacunga, provincia de Cotopaxi, y que es considerada de máxima seguridad.

El fiscal provincial Agusto Semanate confirmó que fueron 31 puñaladas las que recibió el privado de libertad, que fue trasladado desde el viernes 3 desde la Penitenciaría de Guayaquil a Latacunga.

María Belén Bedón Cueva, delegada de la Defensoría del Pueblo del Ecuador en Cotopaxi, sostuvo que son preocupantes los hechos violentos registrados dentro de la cárcel. “Hemos hecho un seguimiento desde el 2013 que se inauguró y la última visita fue hace tres semanas, donde se ha informado que el centro requiere de una intervención inmediata para precautelar la seguridad de los privados de libertad y justamente por los hechos violentos conocemos que son cuatro personas que han muerto dentro del CRS”, informó la delegada.

Agregó que se deben tomar mecanismos de intervención inmediata porque se han encontrado objetos prohibidos como celulares, armas blancas y hasta armas de fuego. “Hay que tomar en cuenta que existen 5.400 internos que son custodiados por 68 servidores públicos distribuidos en las áreas de psicología, trabajo social, cultural y deportivo. Los guías no abastecen”, aseguró Bedón.

El general Paulo Terán, jefe de la Zona Tres de Policía, coincide que hace falta implementar la seguridad en la parte interna; desde la parte externa están 53 servidores policiales que dan vigilancia.

“Inteligencia investiga de dónde y de quién se generó la orden para que le dieran muerte al interno. Si hubiésemos conocido que lo estaban esperando para matar de seguro lo cambiábamos de pabellón, eso es responsabilidad de las autoridades de la cárcel. Esperamos dar con las bandas que operan desde la cárcel y causan zozobra desde el interior para afuera. Falta más control interno. En las requisas que hemos realizado se han encontrado teléfonos drogas, armas blanca y licor”, aseguró el general.

Añadió que esperan autorización de Fiscalía, Ministerio del Interior y autoridades de la cárcel para fortalecer las requisas por lo mínimo una vez por semana. En la actualidad la ejecutan una vez cada quince días.

Lamentó que en la parte interna falte más control e incluso en receptar las llamadas telefónicas, ya que afuera existe un inhibidor de señal que bloquea todo contacto telefónico al pasar cerca del Centro de Rehabilitación Social de Cotopaxi.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN