ACTUALIZADO A LAS
12:17
vacio
-- / --

¡Se pegó un solo pepazo!

I
23 abr 2019 / 13:19 H.

El médico le indicó que padecía una enfermedad catastrófica. Él pensó ¿cómo es posible enfrentarla?, si no tenía ni empleo. Ambas situaciones pesaron para que Roberto Carlos Silva Mendoza, de 29 años, se hundiera en una profunda depresión. Por eso, bebió y, parece ser, se jugó a la suerte su vida: hizo la ‘ruleta rusa’ con un revólver y se metió un tiro en la cabeza.

Eran las 21:30 del domingo y Roberto Carlos tenía ya tres días bebiendo con dos amigos del barrio. Con ellos, dicen, jugaba a la ruleta siniestra.

De pronto Silva se colocó el arma en la sien, olvidando que aún había un proyectil dentro del aparato. Fue cuestión de segundos, la bala perforó su cráneo y quienes eran sus compañeros de ‘chupa’ desaparecieron tan rápido como cayó su cuerpo en la calzada.

El ruido del proyectil, más los gritos de quienes observaron la tragedia, alarmaron a toda la barriada. La gente salió de sus casas y se agolpó para ver si aún tenía signos vitales.

¡Se pegó un solo pepazo!
Roberto Carlos Silva Chipre explicó donde se dio el tiro su hijo.

El hecho ocurrió en la manzana 263, de la cooperativa Francisco Jácome, en el norte de Guayaquil. Silva murió frente a la casa que compartía con sus dos hermanos.

El padre de la víctima, Roberto Carlos Silva Chipre, contó que su hijo estaba tomando desde el pasado jueves con unos conocidos.

“Mi hijo se puso el arma en la cabeza y le salió el tiro, eso me dicen los vecinos. Sé que estaba deprimido, no conseguía trabajo por sus antecedentes penales”, lamentó Silva.

Sin embargo, el progenitor solicitó a las autoridades investigar si el proyectil verdaderamente salió del arma de su hijo o, pudo ser, de alguna pistola que tenía algún tercero.

El jefe de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida y Muerte Violentas Zona 8, coronel Édison Valverde, informó que el fallecido y dos amigos habían estado jugando con armas cuando, de pronto, ocurrió la tragedia.

Sin embargo, el revólver no fue hallado en la mano del fallecido, ya que un sobrino la habría tomado para evitar que otra persona se la llevara.

“Presumimos un suicidio, pero hemos dado a conocer a la Fiscalía y se ha hecho un barrido electrónico para determinar si la víctima realizó el disparo, ya que antes habrían realizado varios tiros al aire”, indicó el jefe de la Dinased.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN