ACTUALIZADO A LAS
21:22

Pescadores cerraron Ruta de la Spondylus por tres horas

I
12 feb 2019 / 16:55 H.

Desde las 09h00 hasta las 12h00 del martes 12 de febrero permaneció cerrada al tráfico vehicular la denominada Ruta del Spondylus o carretera que une a la península con la provincia de Manabí. El bloqueo ocurrió en la parte céntrica del puerto de San Pedro al norte de la provincia de Santa Elena.

El cierre fue protagonizado por los pescadores de San Pedro debido a la llegada de una veintena de barcos manabitas a realizar faenas a menos de una milla y que, a decir de los artesanos locales, se apropian de los productos del mar.

“Nosotros pescamos en lancha y apenas logramos capturar una mínima cantidad de peces, mientras que ellos en sus barcos grandes se llevan las especies por toneladas”, explicó Abrahán Rodríguez.

Los artesanos de San Pedro reclamaban la mala práctica que utilizan los tripulantes de los barcos al instalar plantas eléctricas y cuyos focos de luces blancas colocan en el agua para atraer a los peces en gran cantidad, hecho que es considerado ilegal y por ende sancionada por las autoridades de control pesquero.

Además, cuando los barcos se aproximan a la bahía destruyen las redes de los nativos que están tendidas en el área, fue eso lo que ocurrió la madrugada del martes y desató la ira de los artesanos que decidieron cerrar la carretera para que la Armada desaloje a los barcos. En la indignación lograron obtener una de las plantas que mostraron como pruebas a las autoridades provinciales que acudieron a solucionar la problemática.

“Todos somos hermanos ecuatorianos, pero ellos (los de Manabí) vienen a pescar en zona prohibida, que se vayan a las 8 millas náuticas que le corresponde. Aquí nada tienen que hacer, pedimos que se respeten las zonas pesqueras. Esta es una de las plantas que la trajimos de uno de los barcos para que vean que no estamos mintiendo”, decía entre gritos el manifestante, Enrique Rodríguez.

Cesar Tapia, Intendente de Policía de la Península, llegó al lugar y luego de un dialogo con los protestantes logró que se abra un carril de la vía para que puedan transitar los vehículos. “Queremos que venga el Capitán del Puerto de Salinas, a él le corresponde desalojar a la flota de los barcos”, pedía Luis Muñoz junto a más de un centenar de pescadores.

Pasado el mediodía llegó al lugar, Diego Garzón, Capitán del Puerto de Salinas, quien dispuso que un grupo de marinos en una lancha guardacostas acuda hasta donde estaban anclados los barcos para que abandonen el sitio.

“Tienen razón, estos señores (los de los barcos) están pescando en un sector que no les corresponde”, enfatizó el uniformado.

Las autoridades navales y del Ministerio de Acuacultura y Pesca se comprometieron con los pescadores de San Pedro a mantener un estricto control para evitar que se les perjudique

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN