ACTUALIZADO A LAS
23:17
vacio
-- / --

“Mi hijo siente mucho dolor”

Quito ·
I
12 oct 2019 / 00:01 H.

“¡Bótate al piso! ¡Bótate!”, grita un policía mientras su compañero, prendido en llamas, corre por la calle. El fuego ocasionado fue por la explosión de una bomba molotov.

La escena se produjo la tarde del miércoles en las inmediaciones de las calles Sucre y Guayaquil, en el Centro Histórico de Quito. Y se evidenció en un vídeo aficionado tomado en el lugar.

Ahora Henry Lovato, cabo segundo de Policía, está internado en el hospital de su institución. Su madre aguarda en el pasillo del tercer piso donde los galenos atienden sus quemaduras. “Siento mucho dolor, mi hijo siente mucho dolor también porque solo salió a trabajar”, dice Nelly Zambrano.

En las imágenes, Henry, de 27 años, entra en desesperación e intenta acercarse a sus compañeros.

Uno de ellos lo rocía con un extintor, aun así él siente cómo el traje antimotines le carcome el cuerpo. Otros tres agentes también fueron alcanzados por la onda explosiva del artefacto, aunque Lovato llevó la peor parte.

“Es un ángel el joven que le apagó a mi hijo”, comenta la madre del policía.

Los médicos le han informado que está estable, ya ha podido conversar con él y cuenta que se siente destrozado.

Al menos el 50 % de su cuerpo sufrió quemaduras de tercer grado. Los médicos le están haciendo curaciones, aunque no se saben las consecuencias que podría tener a futuro.

“Se están enfrentando entre seres humanos, entre hermanos. ¡Esto ya debe parar!”, comenta Nelly.

“Mi hijo siente mucho dolor”
Momentos en los que Henry es alcanzado por las llamas del explosivo.

Lovato es parte de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) y fue asignado para detener el avance de las protestas hacia el centro de Quito. Estuvo presente desde el inicio de las movilizaciones.

“No quisiera que ningún padre vea cómo su hijo se quema. Yo habría querido estar ahí para yo recibir eso”, expresa la mujer casi entre lágrimas.

María Paula Romo, ministra de Gobierno, se refirió al caso de Lovato en rueda de prensa. “Tiene quemaduras desde el cuello hacia abajo. Los manifestantes lanzaron una bomba molotov. Se rompió el escudo que sostenía y la gasolina se regó sobre él. Hizo que el policía se prendiera, que el uniforme se pegara al cuerpo”, precisó en su intervención.

La funcionaria no precisó si existe algún detenido por el ataque que sufrió el policía, primero de los tres hijos de Nelly. Las heridas son en su cuello, brazo y pierna.

“A la abuelita no le puedo avisar para que no se ponga mal debido a su avanzada edad”, concluyó la madre.

EXTRA intentó hablar con el afectado; sin embargo, desde el Ministerio de Gobierno nos indicaron que no estaba en condiciones.

Protestas

Cientos de detenidos

El Ministerio de Gobierno informó que 824 personas han sido detenidas desde el jueves 3 de octubre, cuando comenzaron las protestas.

Quito registra la mayor cantidad, con 183 detenciones; y en Guayaquil hubo 176 aprehensiones, según las autoridades.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN