ACTUALIZADO A LAS
09:05
vacio
-- / --

Preocupación e incertidumbre colectiva ante muertes dentro de la cárcel de Cuenca

Cuenca ·
I
21 feb 2020 / 08:16 H.

Que los seis internos hallados ahorcados en las celdas de la cárcel de Turi, tenían amenazas de muerte, dicen los allegados. Sin embargo, no precisan de dónde y por qué las presuntas amenazas.

Las víctimas purgaban penas; tres por robos, dos por asesinato y uno por violación, y habían sido trasladados en septiembre del 2019 desde otros centros penitenciarios. En su mayoría son nativos de la Costa y se hallaban recluidos en los pabellones de mínima, mediana y máxima seguridad.

Fue macabro”, atinó en señalar uno de los guías penitenciarios, mientras la directora del Centro, María Belén Cabrera, explicó que los reclusos fueron hallados por guías policía, cerca de las 11h45 del jueves 20 de febrero.

▶Lee: Autoridades investigan el hallazgo de los fallecidos en la cárcel de Turi

Era durante un recorrido de rutina, cuando los privados de la libertad de hallaban en los patios. “Había normalidad y paz”, dijo la funcionaria al indicar que los cuerpos estaban suspendidos de una viga metálica con una cuerda atada a los cuellos en cada una de las celdas. Descartó Belén Cabrera el registro de un presunto amotinamiento, tras señalar que luego del hallazgo, “lo que hubo es nerviosismo, miedo y alteración de los internos”, quienes debieron ser controlados por elementos del Grupo de Operaciones Motorizadas, Unidad de Mantenimiento del Orden y del Grupo de Operaciones Especiales.

De su lado el fiscal de turno, Cristian Gálvez, adujo que el caso se investigará en base a los resultados de las autopsias, para determinar las circunstancias del hecho. Solo ahí se podrá conocer si se trataría de presuntos asesinatos. “Aún no hay sospechosos”, anotó.

Centro Penitenciario

Preocupación e incertidumbre colectiva ante muertes dentro de la cárcel de Cuenca

El Centro de Rehabilitación Social Regional Centro Sur de Turi, dispone de nueve bloques, y fue inaugurado con seiscientos veinte privados de la libertad en noviembre del 2014.

Al considerarse como centro de máxima seguridad, fue paulatinamente incrementando el número de reclusos con el traslado reclusos de otras cárceles del país. El lunes 17 de febrero del 2020, hubo un nuevo traslado de 92 privados de la libertad desde Babahoyo (76), Riobamba (14), y Machala (4). Con ellos y según el dato proporcionado por Diego Coba, jefe la Unidad de Contingencia Penitenciaria de la Policía Nacional, el número de internos llegó a los dos mil setecientos setenta y dos.

Según datos técnicos durante la construcción del local, daban cuenta de dos mil setecientos cuarenta albergues como máxima capacidad. La cifra no coincide con la que dice tener la directora del centro, María Belén Cabrera, quien señala que aún se puede recibir a 50 internos más. De su lado el gobernador del Azuay, Xavier Martínez, dio otra cifra, anotando que el centro puede aún recibir cien internos más.

El hecho obliga a exigir del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador (SNAI), a que precise los datos y confirme si existe o no hacinamiento; aglomeración que niega el gobernador y la directora del centro.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN