ACTUALIZADO A LAS
08:11

La solidaridad continúa con una colecta de víveres en Quito

Quito ·
06 abr 2020 / 22:30 H.

Los pisos y los graderíos del coliseo de la Universidad Politécnica Salesiana había sido abarrotada con productos de primera necesidad. El objetivo de la campaña, que inició hace unos días, en ese plantel de educación superior es llevar comida a los sectores más vulnerables de la capital. Esto luego de que la crisis generada por el coronavirus dejara graves secuelas en la economía de los hogares quiteños.

A raíz de que el Gobierno Nacional decretara estado de excepción y, posteriormente, una cuarentena que restringe la movilización de las personas desde las 14:00 la situación ha sido más difícil para algunas familias. Muchas dependían de sus ingresos diarios y se han visto desamparadas. Por esta razón comenzó la colecta para apoyar a los más necesitados.

Las donaciones son receptadas en el campus central de la universidad, ubicado en el sector de El Girón, en el norte de Quito. Allí se juntan los víveres de primera necesidad como arroz, azúcar, aceite, sal, granos, fideo, avenas y enlatados con los que se armará kits alimenticios que serán donados en sectores vulnerables.

Algunos voluntarios son los encargados de armar estas bolsas de comida. Luego los miembros de las Fuerzas Armadas las suben en camiones que recorren varios puntos de la ciudad para distribuir la comida. La gratitud de los beneficiarios es el pago para esta campaña que continuará recolectando alimentos.

Alumnos y exalumnos de la Universidad Salesiana se han integrado a la misión, incluso comparten el pedido por redes sociales para que más personas puedan sumarse a juntar alimentos. Es importante recordar que estos productos deben estar sellados y vigentes para el consumo humano.

La solidaridad continúa con una colecta de víveres en Quito

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN