ACTUALIZADO A LAS
01:04
vacio
-- / --

¡Agente de tránsito se suicidó después de dar a luz!

Quito ·
I
11 ago 2019 / 10:16 H.

Con apenas 15 días de nacido quedó sin el calor, amor y alimentación de su madre. Ahora la criatura será protegida por su abuelita y otros seres queridos, quienes tendrán que brindarle ternura, porque su madre partió de este mundo para siempre.

Rosa (nombre protegido), acompañada de otros familiares, llegó a la morgue, ubicada en el norte de la ciudad. En el lugar, la parentela comentaba con nostalgia lo sucedido con la mujer de 29 años, quien se habría suicidado.

El fatal momento se presentó en la familia la noche del jueves, en una vivienda ubicada en el sector de Chillogallo, sur de la urbe.

Jéssica (nombre protegido) era agente de Tránsito desde hace cinco años, su madre comentó que se habría quitado la vida porque el esposo le había amenazado con quitarle a la hija de cinco años y que no podrá volver a verla.

“Él le acosaba a diario a mi hija, diciéndole que le va a quitar a la niña y no le dejaría ver, porque ya había pagado para tener todo el poder”. Eso afectó mucho a Jéssica, quien ya no aguantó más y aprovechando que estaba sola en el dormitorio decidió ahorcarse.

La escena que observó la parentela fue muy dolorosa, la joven mujer tenía envuelto en el cuello una cuerda, trataron de auxiliarla pero todo fue infructuoso, porque ya no tenía signos vitales.

La novedad fue reportada a la Policía que llegó al domicilio y verificó el cuerpo sin vida de la madre de familia.

Tras las diligencias investigativas, el cadáver de la señora fue llevado al anfiteatro, en donde los allegados realizaron los trámites para poder retirar los restos mortales. (H.A)

DATOS:

La madre de Jéssica comentó que “ella deja grabado un vídeo en el que dice ya no aguanta y no tiene plata para seguir el juicio. Pediremos que se investigue hasta las últimas consecuencias para que se haga justicia”.

La joven deja en la orfandad a sus tres hijos, dos de ellos de 10 y 5 años, el último de apenas quince días de nacido.

Familiares recuerdan a Jéssica como una mujer muy trabajadora, que se dedicaba a sus hijos.

Los problemas que llegó a tener con su cónyuge, un agente de Tránsito, por la tenencia de la niña de cinco años, le causó mucha depresión, porque el hombre le siguió juicio de alimentos, aduciendo que durante año y medio su mujer abandonó a la infante. “Pero eso no es cierto”, dijo la madre.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN