ACTUALIZADO A LAS
18:29

‘Panita’ lo habría retenido para que le den ‘vire’

I
16 abr 2019 / 20:15 H.

Conversaba con un supuesto amigo sin imaginar que le esperaba la muerte. Ángel Enrique Flores Quinto, de 29 años, murió al mediodía de este martes 16 de abril de 2019 tras recibir una ‘plomiza’. Su acompañante estaría involucrado, según las primeras indagaciones policiales.

Todo ocurrió en la cooperativa Guayas y Quil 2, en el Guasmo sur de Guayaquil. El coronel de policía Diego Erazo, indicó que el fallecido caminaba por la zona buscando algo de comer, cuando se encuentra con un aparente ‘pana’. Ambos se pusieron a conversar pero cuando Ángel quiso retirarse, la cosa se puso fea.

“El tipo lo coge de la camiseta y lo detiene, entonces cuando empiezan a forcejear, llega un vehículo, se baja el copiloto y le dispara a quemarropa”, precisó Erazo. Añadió que el fallecido recibió ocho tiros y en el sitio se halló nueve indicios balísticos.

Un habitante del sector, quien prefirió no identificarse, dijo que él descansaba en el portal de su vivienda cuando escuchó los disparos. En ese momento tomó a su nieto, quien estaba cerca, y entró con el niño a su casa rápidamente.

El morador mostró dos orificios en la pared frontal de su domicilio, producidos por las balas. El cadáver quedó tendido a un costado del estrecho callejón donde se cometió el crimen.

Familiares de Flores lo trasladaron al Hospital del Guasmo donde se comprobó su deceso. La policía capturó al hombre que dialogaba con él para investigaciones.

Erazo mencionó que el asesinato se habría cometido por una disputa de territorio para venta de drogas. El occiso presuntamente fue amenazado. Tenía antecedentes penales por hurto, robo y tenencia de armas.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN