ACTUALIZADO A LAS
23:52
vacio
-- / --

¡Un canillita fue atacado a machetazos!

I
16 may 2019 / 10:43 H.

Con pronóstico reservado y con el riesgo de perder el brazo izquierdo, el canillita Luis Felipe Zambrano Macías, de 27 años, fue trasladado al hospital Abel Gilbert Pontón, del suburbio de Guayaquil.

Cerca de las 08:00 de ayer, fue atacado a machetazos en el sector San Jerónimo 2, de la parroquia rural Chongón, según informó el cabo Francisco Colina, del distrito policial Ceibos.

El agente detalló que el percance tuvo origen en el supuesto robo de 15 dólares. Además, comentó que tanto la víctima como el presunto agresor serían consumidores de sustancias estupefacientes.

“Pero eso no justifica lo que hizo, porque lo quiso matar, quiso hacerlo picadillo”, lamentó el padre del herido, Luis Zambrano Mendoza, mientras esperaba para asentar una denuncia por tentativa de asesinato en la Unidad de Flagrancia del Puerto Principal.

A ese lugar también fue llevado el sospechoso, quien fue localizado en otro sector de Chongón. Los agentes también hallaron el arma utilizada en el ataque y la ingresaron como evidencia.

“Esperamos que el médico legista haga una valoración, para que posteriormente se determine la situación legal del aprehendido. El herido sufrió un corte profundo en el brazo izquierdo y otro en la pierna derecha”, explicó el cabo Colina. El papá del afectado sostuvo que teme por la vida de su hijo.

“Vivo en la Ladrillera (noroeste porteño), pero él siempre me visita y me acompaña a mis citas médicas. Yo quedé discapacitado hace cuatro años, después de un accidente de tránsito”, mencionó el progenitor, mientras procuraba no perder el equilibrio, pues estaba de pie, pero apoyado en un par de muletas.

Junto al papá estaba su otro hijo, también llamado Luis. Él relató que habita en Chongón, pero al llegar a la escena del delito, a su hermano ya lo habían embarcado en una ambulancia.

“No alcancé a verlo. No sé si habrá perdido el brazo o si solo está herido. Ahora queremos que se recupere y que se haga justicia, que el culpable no quede libre, que pague por lo que hizo”, manifestó el pariente. El detenido, en cambio, no quiso hablar del hecho.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN