ACTUALIZADO A LAS
01:01
vacio
-- / --

Se entregó en Bucay presunto asesino de un familiar

I
07 may 2019 / 14:50 H.

No pudo con la conciencia y decidió entregarse. A las 13:00 del lunes 6, Fernando Alejandro Salinas de 25 años de edad acudió hasta la Policía Nacional en Bucay, provincia del Guayas, y dijo que era el hombre que buscaban en Ambato por haber asesinado a su tía y herir a otras dos mujeres informó el coronel Rommel Navarrete, jefe de la Subzona de Tungurahua.

El coronel informó que hicieron un trabajo arduo junto a los familiares a quienes les indicaron que si Fernando no se entregaba iba a ser ubicado dentro de la lista de los ‘Más Buscados’. La persuasión de los allegados logró convencer a Salinas que no huya y se entregue.

Las intenciones de Salinas, que estaba borracho, era agredir a su mujer, presuntamente por celos; pero la tía al escuchar los gritos en la vivienda situada a 500 metros acudió a interceder e incluso fue con la Policía para pedirle al sobrino que se controle.

Se llevó a la sobrina política a la casa. El sobrino se encerró en la vivienda y pensaron que se iba a controlar. No fue así. Hora y media después, Fernando fue con un cuchillo a tratar de agredir a su mujer, nuevamente intercedió la tía y quien recibió las puñaladas del sobrino al que cuidó como a su hijo.

Al hombre ya lo estaban buscando en todo el país por ser el sospechoso de haber asesinado a la tía Josefina Tomasa Salinas de 61 años de edad. Las otras dos mujeres heridas son la mujer y cuñada que se recuperan en el Hospital Docente Ambato.

El hecho sangriento se reportó a las 03:30 del lunes en el barrio Palahua El Carmen de la parroquia Montalvo de Ambato, provincia de Tungurahua.

“Estoy arrepentido”

A las 11:30 horas de hoy empezó la audiencia de formulación de cargos y culminó después de una hora. La familia que es la misma de la víctima como del sospechoso llegó con más de 40 minutos de antelación. Pidieron discreción y esperaron dentro de la Unidad de Vigilancia Comunitaria (UVC) hasta la hora de la audiencia.

Al empezar el proceso se suspendió por varios minutos porque Fernando Salinas tuvo ganas de vomitar. La audiencia se tardó varios minutos donde el fiscal y los peritos de la Dinased explicaron lo ocurrido.

“No recuerdo nada. Estoy arrepentido. Mis intenciones no fueron matar a mi tía. Estoy arrepentido”, mencionó el detenido a los servidores policiales, dijo el coronel. La fiscal Patricia Velásquez pidió la detención preventiva por el delito de asesinato.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN