ACTUALIZADO A LAS
01:04
vacio
-- / --

Hombres, quienes más se suicidan en Ecuador

I
11 sep 2019 / 00:00 H.

El suicidio es considerado en el mundo como un problema de salud pública. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la tasa más elevada de suicidios se da en los países de ingresos altos, aunque en 2016 también golpeó a los de ingresos bajos y medianos. Además, es la segunda causa de muerte entre la juventud.

Los métodos de suicidio más utilizados son el ahorcamiento, la intoxicación voluntaria por plaguicidas y armas de fuego. Las tasas de suicidio también son elevadas entre los grupos vulnerables objeto de discriminación, como refugiados y migrantes; y las personas lesbianas, homosexuales, entre otros.

Hombres, los más suicidas

Hombres, quienes más se suicidan en Ecuador

De acuerdo a datos de la propia OMS se estima que en Ecuador los hombres fueron los que más incurrieron en el suicidio en 2016, con una tasa de 10.7 casos por cada 100,000 habitantes.

En el caso de las mujeres, la tasa en el mismo año fue de 3.8.

Según el Registro Estadístico de Nacidos Vivos y Defunciones, del INEC, en el año 2018, los suicidios fueron la segunda causa de muerte, después de los accidentes de tránsito, en adolescentes ecuatorianos con 268 defunciones (16,5%). Mientras en jóvenes de 20 y 30 años, fueron el tercer motivo de muerte con 325 casos (9,4%) en el mismo periodo.

Respecto a ubicación, el reporte ‘Situación de la niñez y adolescencia en Ecuador’ de Unicef, revela que la tasa más alta de suicidios se registra en Zamora Chinchipe, donde llega a 53 por 100 mil adolescentes, seguida por Napo, donde es de 33 por 100 mil adolescentes. Cañar y Azuay, con alta migración de padres y madres de familia, registran tasas de 33 y 22 respectivamente.

Formas de prevenirlo

Hombres, quienes más se suicidan en Ecuador

La OMS detalla algunas medidas para que las personas prevean los suicidios y los intentos de ejecutarlo:

- Restricción del acceso a los medios de suicidio (por ejemplo, plaguicidas, armas de fuego y ciertos medicamentos)

- Políticas orientadas a reducir el consumo nocivo de alcohol.

- Identificación temprana, tratamiento y atención de personas con problemas de salud mental y abuso de sustancias, dolores crónicos y trastorno emocional agudo.

- Capacitación de personal no especializado, en la evaluación y gestión de conductas suicidas.

- Seguimiento de la atención a las personas que intentaron suicidarse y prestación de apoyo comunitario.

Posterior a intentos de suicidio, la persona podría necesitar primeros auxilios, reanimación cardiopulmonar o tratamientos más intensivos. Incluso no se debe descartar la hospitalización para reducir el riesgo de futuros intentos. Asimismo, las terapias son una de las partes más importantes del tratamiento.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN