ACTUALIZADO A LAS
18:18

Una, dos...o cinco tarjetas de crédito en el bolsillo, ¿qué es lo aconsejable?

I
30 sep 2018 / 00:01 H.
    Image

Tarjeta de crédito para pagar la nueva tele. Tarjeta de crédito para renovar la sala. ¡Tarjetazo puro y duro donde se pueda! ¿Teniendo una vida de rey, ah? Pues está bien darse esos gustos, lo malo es quedarle mal al banco a final de mes. Para los estados de cuenta no hay perdón ni olvido.

Y, como la economía es cosa seria hay que saber cuántos de estos plásticos son recomendables en la billetera. Katia Rodríguez es coordinadora de la Maestría de Finanzas de la Espol y contesta que todo es cuestión de disciplina. Prefiere no limitar a nadie con un número máximo de tarjetas. Solo recordarles que: sin disciplina no hay beneficios sino persecución de los bancos para que pagues.

“En la actualidad a los tarjetahabientes no les cuesta adquirirlas o en algunos casos les cuesta muy poco”, menciona sobre las facilidades que se dan para obtener una y que también podría verse como una tentación de fácil acceso para futuras deudas.

Lo importante tal como lo recuerda, Sofía Macías, bloguera y autora del libro de finanzas personales Cerdito Capitalista’ es no ver al crédito como una “extensión de tus ingresos”. Ya en cuanto a la cantidad de tarjetas, sugiere en uno de sus videos, que lo ideal es quedarse con máximo tres.

La razón que da para hacerlo son dos: ya no se recuerda con exactitud la fecha de corte de cada una y en un robo, perder 9 tarjetas de crédito, por ejemplo, puede terminar en un lio de transacciones no deseadas y obligadas —en algunos casos— a ser canceladas. ¡Así que mucho ojo!

Un consejo básico para llevar bien el dinero con orden —ya sean los billetes o el de plástico—, según Rodríguez, es que “cualquier deuda adquirida no supere más del 40 % de los ingresos”. Es decir, si percibe un total de $ 700 mensuales, lo máximo en crédito deberían ser $ 280. Claro, ella también habla de excepciones, pero de nuevo: todo es disciplina.

Para ser más específica se pone de ejemplo: “En mi caso nunca giro un valor que no estoy capacitada en cancelar. Yo podría pagar el 80 % de mis consumos con mi tarjeta porque sé que el resto de la plata la tengo guardada en la cuenta”, precisa sobre cómo le ha sacado provecho al uso de tarjetas de crédito sin que el banco se vuelva el ‘enemigo’.

La especialista menciona que sí se puede extender esa base del 40 % en crédito , siempre y cuando se planifique y si se recibe un dinero extra, eso estará destinado para cubrir la deuda.

El trámite para sacar una, ¿fácil o no?

En casi todas las instituciones financieras de Ecuador, los documentos a presentar por lo general son estos:

- Copia de cédula a color.

- Papeleta de votación.

- Roles de pagos los tres últimos meses. (Sellados por la empresa)

- Certificado laboral,

- Planilla de servicio básico

- Otros documentos que son llenados en atención al cliente.

Sonia Medina es parte del call center del Banco Internacional y asegura que entre los requisitos en los que se fija la entidad para emitir una está el tener un mínimo de un año de estabilidad laboral y también —en el caso de ellos— ingresos que estén por encima de los $ 1.000.

“El banco no requiere que el cliente se endeude sino que tenga facilidades de pago”, explica Medina sobre los productos que ofrecen: Visa y Mastercad.

Adicionalmente, si un cliente califica o no para tener una, dependerá mucho de su buró de crédito. Que no es otra cosa que su historial de buen pagador o pésimo deudor con las tiendas o empresas en las que haya financiado diferentes productos.

Ahora, lo que tampoco hay que olvidar, si se es novato en esto de las tarjetas de crédito es que el sistema evalúa dos posibles pagos: un proporcional de la deuda adquirida o el saldo total de manera corriente. Si se elige la primera opción se recargarán intereses y mientras más se arrastre esa deuda, se genera más y más. Dinero Extra que sí o sí habrá que cancelar.

Ya sabes, tarjetas de crédito para cuidar y de cuidado.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN