ACTUALIZADO A LAS
21:53
vacio
-- / --

Venta ilegal de animales, una realidad porteña

I
12 jun 2019 / 00:00 H.

Les pegan las orejas a la cabeza con ‘brujita’ -un pegamento fuerte que se comercializa para reponer objetos rotos-, les adecuan collarines con lazos de colores, cortan su garras y los mantienen expuestos a las sacudidas de cientos de transeúntes que caminan a empujones por la Bahía. Este cruel proceso es para que los cachorros luzcan atractivos ante los posibles compradores.

Una escena que se multiplica en ciertos sectores de Guayaquil y pasa desapercibida para muchos que se acercan a mirarlos con dulzura y después siguen su camino.

Pero ¿es realmente tierno ser indiferente ante esta realidad? Los colectivos de protección animal como la fundación TEA han reiterado su solicitud para que el Municipio realice controles constantes y así luchar contra la venta ilegal de mascotas.

La ONG Rescate Animal propuso que la Policía Metropolitana sea facultada para actuar ante estos casos de maltrato, que no solo incluye a canes y gatos, pues residentes de la Bahía denuncian que también los loros son pintados con látex para darle un toque brillante a sus plumas.

¿Qué dice la ordenanza de protección animal?

Venta ilegal de animales, una realidad porteña

La ordenanza de protección animal, aprobada en el 2016, sostiene que las personas que sean descubiertas vendiendo animales serán multadas con el 50% de un salario básico -197 dólares- por animal. En caso de ser recurrente, el valor será de un salario básico completo.

Además, prohibe la comercialización ambulatoria en sectores públicos como avenidas, mercados y calles.

“No se necesitará de denuncia para que la Municipalidad de Guayaquil, a través de la Jefatura de Protección de los animales de compañía, directamente, o a través de un tercero, proceda a retirar a los animales y trasladarlos al órgano competente”, contempla el artículo 5 de dicha ordenanza en su apartado sobre actos prohibidos contra animales de compañía.

Se burlan de la ley

El departamento de Justicia y Vigilancia de la Municipalidad de Guayaquil realizó un operativo el pasado 9 de junio en el que decomisó cuatro perros cachorros que eran sometidos a maltratos con el fin de ser vendidos.

Los canes fueron trasladados a centros de salud animal para un chequeo y luego a centros de protección para su futura adopción a través de la Jefatura de Bienestar Animal, según informó el departamento municipal en un comunicado.

A pesar de las denuncias y pedidos de los colectivos protectores para que la Municipalidad actúe con rigor, se siguen comercializando animales en las calles porteñas. Si conoces de algún caso no dudes en comunicarte con nosotros a través de nuestras redes sociales.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:

LEE TAMBIÉN