ACTUALIZADO A LAS
01:06

¡Intentó ‘volarse’ el pene!

I
08 mar 2018 / 10:24 H.

Un hombre habría atentado contra su vida y lo hizo de la forma más extraña que se le haya ocurrido a una persona: Cortándose el pene.

Este hecho ocurrió en la zona urbana de Ambato, provincia de Tungurahua. El hombre, de 30 años, se encuentra asilado en el Hospital General Docente desde el martes 6 de marzo y está fuera de peligro.

El corte que se hizo fue superficial, producido con alguna navaja de afeitar o cuchillo. “Fue atendido a tiempo”, indicó el urólogo Carlos Gallegos.

“Atentar contra la vida no es algo normal, estos pacientes tienen problemas emocionales y psiquiátricos. La lesión es superficial y no comprometió el cuerpo cavernoso”, expresó el profesional.

El paciente tiene suturada la herida, pero sigue bajo observación psiquiátrica.

DOS CASOS

En 2017 ya se registraron otros casos similares. Un hombre tuvo un corte superficial, otro llegó con el miembro cercenado en un 90 %. Estas dos personas también intentaron suicidarse cortándose el órgano viril.

Esta es una zona con muchos nervios y sangra muy rápido. Si las heridas son profundas, no pueden llegar a tener una vida sexual normal”, explicó el urólogo.

De los tres casos atendidos desde 2017 a la actualidad, solo uno ya no tendrá erecciones normales, aseguró el médico.

LO INTENTARON MATAR

En mayo de 2016 se investigó un aparente intento de asesinato a un hombre a quien le cortaron el pene y lo dejaron abandonado en unos terrenos en el cantón Pelileo.

Al comerciante también lo golpearon, por lo que fue atendido en el Hospital Regional de Ambato. Carlos Gallegos mencionó que luego del tratamiento, ya no acudió a la casa de salud porque temía hasta a los médicos.

“¡EL PENE, JAMÁS!”

Los hombres son los más sorprendidos con la información. “En lo último que pensaría sería quitarme la vida cortándome el pene. Es nuestro compañero”, mencionó en tono cómplice José Guamán, chofer de 47 años.

Para el comerciante José Cañar, quien intenta cortarse el órgano reproductivo requiere de asistencia psicológica. “Sin nuestro ‘compañero’ mejor no vivir. He escuchado de muchos suicidios, pero no que se cortan su ‘pajarito’”, sostuvo.

“El pene es considerado como el bastón de mando del hombre. La persona que atenta contra su vida debe recibir siempre tratamiento profesional. En el caso que le hayan cercenado, las dos personas requieren asistencia con especialistas psiquiátricas y psicológicas”, sostuvo Guillermo Bastidas, especialista en Neurociencia y Salud Mental.

El experto agregó que en sus más de diez años de experiencia ha atendido varios casos, en los que las personas con problemas de esquizofrenias han intentado cortarse el órgano sexual.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN