ACTUALIZADO A LAS
10:13
vacio
-- / --

Indignación por robo dentro de iglesia guayaquileña

I
14 ago 2019 / 15:57 H.

Sonia (nombre protegido) es compañera de labores de la joven cuyo celular fue sustraído mientras oraba en la iglesia La Redonda, de Urdesa. Ambas son voluntarias en la fundación Casa de la Vida, que está ubicada frente al templo, donde el hecho fue grabado por una cámara de seguridad.

Apenada por lo ocurrido, la voluntaria contó que su amiga está afligida, pero también resignada porque sabe que es poco probable que recupere su teléfono móvil. La mañana del martes 13 de agosto de 2019, la muchacha estaba tan concentrada en su oración que no notó que un hombre, que se sentó detrás suyo en la capilla, le metió la mano en la cartera y le sacó el teléfono.

El hecho fue difundido a través de las redes sociales y la indignación radica, según Fátima Cantos, en que después de que comete el robo, el delincuente se persigna, “como para pedirle perdón a Dios por lo que ha hecho”, dice la madre de familia que, como todos los miércoles, acudió hoy 14 de agosto a la iglesia de San Antonio María Claret.

La secretaria de la parroquia, quien prefirió no identificarse, contó que no es la primera vez que ocurre este tipo de situaciones en el lugar, pero no son asiduas. El párroco Enrique Escribano envió un mensaje de WhastApp para que comunique a la ciudadanía que “así de mal está la seguridad en todas partes, incluidas las iglesias. Nosotros tenemos la oportunidad de grabarlos y, seguro que aquí roban menos”.

En la iglesia hay seis cámaras de seguridad: cuatro dentro y dos fuera. Manuel Rodríguez detiene sus actividades de mantenimiento del templo para señalar la pequeña cámara redonda que grabó todo. La mañana de ayer notó menos fieles en la iglesia y presume que es por el temor de ser asaltados.

Sin embargo, el guardia Flavio Piguave, que tiene 14 años trabajando en Urdesa, cuenta que desde hace más de un año, la zona es segura por los cuidadores de vehículos que tienen botones de pánico para alertar a la Policía. Para él, lo ocurrido es producto de la confianza que genera estar dentro de un lugar sagrado.

Abraham Correa, experto en seguridad, reitera lo dicho por el religioso. “Los delincuentes no escatiman ninguna situación para cometer sus fechorías”. Advierte a la ciudadanía a que, tal y como está la inseguridad en Guayaquil, debe estar alerta sin importar el sitio donde se encuentre. Él considera que la difusión de estos vídeos a través de diferentes plataformas es una oportunidad para alertar a la ciudadanía y que esté pendiente de sus pertenencias.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN