ACTUALIZADO A LAS
19:33
vacio
-- / --

Extraviado en Los Llanganates: ” ¡Los programas de sobrevivencia me ayudaron!”

I
15 ene 2020 / 13:31 H.

Después de tres días de estar perdido en el páramo Víctor Hugo Vargas volvió al calor del hogar. Desde joven ha tenido el afecto a la pesca y se iba con sus amigos y familiares a practicar el deporte.

El sábado 11 su vida cambió. Madrugaron junto a otros cuatro amigos y familiares hasta el sector de Pisayambo en Píllaro, área del Parque Nacional Los Llanganates, provincia de Tungurahua. Cerca de las 11:00 emprendieron el retorno a casa, pero un fuerte calambre le imposibilitó caminar con normalidad. Recordó que en ese momento se quedó del grupo, pero ni él hizo señales que lo esperen ni los otros se percataron de su ausencia de inmediatamente. Cuando comenzó a caminar nuevamente el páramo empezó a confundirlo cubriendo su paso con neblina e incluso resbaló a un pantano que lo cubrió hasta la cintura. En ese momento Víctor Vargas aseguró que se percató que estaba extraviado. Esa noche y la del domingo 12 pasó a la intemperie soportando la fuerte lluvia y el frío que por momentos lo hacía desfallecer. El tercer día, lunes 13 se las ingenió y construyó una covacha con las pajas que tuvo a su alcance.

“Sinceramente Dios me ayudó. También creo que haber visto los programas de sobrevivencia en Discovery Channel me facilitó la estadía en la nada”, reconoció Vargas.

EL AJÍ EVITÓ QUE SE DUERMA

Extraviado en Los Llanganates: ” ¡Los programas de sobrevivencia me ayudaron!”

Víctor Vargas recordó que durante los dos primeros días perdió la orientación y en vez de salir para Píllaro, estaba con dirección al Oriente. Se percató de ello cuando observó un venado. “Eso de que el páramo es muy celoso y engañoso es cierto. Me hacía confundir e incluso en las noches mi mente me traicionaba y parecía escuchar voces. No dormí para evitar la hipotermia y para dar energía y calor a mi cuerpo me comí medio frasco de ají que justo había llevado. También tenía un poco de chochos y un atún que lo racioné par a poder aguantar”, expresó el sobreviviente de Los Llanganates.

▶Lee: Diez excursionistas fueron rescatados en dos cerros cerca de Quito

CONSULTARON A UN CHAMÁN

Extraviado en Los Llanganates: ” ¡Los programas de sobrevivencia me ayudaron!”

Mientras Víctor luchaba su propia batalla para sobrevivir en el frío intenso del páramo, y con su mente para no perder la cordura. En la ciudad la familia pidió ayuda mediante el ECU911 y todo el equipo de profesionales de montaña del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), Secretaría de Gestión de Riesgo y Emergencia (SNGRE) y Cuerpo de Bomberos, Ministerio de Ambiente, habitantes de San José de Poaló quienes se unieron para rastrear la zona cuyo terreno es fangoso y de temperatura máxima de 10 grados centígrados.

Incluso los familiares hasta acudieron a un chamán de la zona para que les ayude con la búsqueda. Este sabio les recomendó que coloquen una vela en la almohada y en sueños se aparecería el sitio donde podían encontrarlo...y así sucedió. A eso de las 16:00 del martes 14 un comunero y un bombero fueron los primeros en hallarlo. Estaba agotado, pero a salvo. “Prometí que si Dios me salvaba nunca más volveré”, aseguró.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN