ACTUALIZADO A LAS
11:07
vacio
-- / --

“¡No perdonaré lo que le hizo a mi niña!”

Milagro ·
I
30 nov 2019 / 00:25 H.

Para Margarita (nombre protegido) al fin se hizo justicia. Su exesposo y quien hace cuatro años presuntamente violó a su niña fue detenido y pagará con cárcel por el delito cometido en contra de su propia hija.

A la mujer de 41 años le cayó ‘como un balde de agua fría’ conocer por la prensa que el padre de sus tres hijos y padre de su nieto fue detenido el pasado sábado en el sur de Guayaquil.

El hombre se ocultaba en el domicilio de un familiar, ellos supuestamente desconocían que estuviera involucrado en un proceso judicial por violación y que era requerido por la justicia.

“Nadie me había informado de su detención. Sabía que en algún momento tenía que ‘caer’. No perdonaré lo que le hizo a mi niña. Su deber era cuidarla y protegerla, no hacerle daño”, mencionó con tristeza la progenitora.

▶Lee también: Se inicia el juicio por el femicidio de Liliana, la mujer que fue violada, asesinada e incinerada sus partes íntimas

En abril del 2015, Carlos T. habría violado a la segunda de sus hijas, como consecuencia del ultraje sexual la niña quedó embarazada. Hoy el pequeño, quien es hermano e hijo de Mercedes (nombre protegido), tiene tres años y nueve meses de edad.

Margarita contó que a finales de 2014, cansada de los maltratos de su cónyuge, abandonó el hogar y se fue a trabajar a Riobamba. Sus tres hijos, quienes en aquel entonces tenían 15, 12 y 11 años, quedaron al cuidado de su padre.

“Él no permitió que me los llevara, al principio los visitaba, luego me negó el ingreso a la casa. Cuando los llamaba por teléfono mis hijos decían cualquier excusa para no hablar conmigo. Hasta eso les había prohibido”, recordó la señora, mientras atenta observa a su nieto jugar con un carrito, que por su mal estado solo tiene una rueda.

Margarita hace una pausa a su relato para ayudar al pequeño a buscar, por debajo de la mesa, el juguete de plástico que se le cayó.

“Me cuesta hablar de esto en presencia de mi nieto, aunque él por su edad aún no entiende lo que digo. José no tiene una figura paterna, pero sí dos mamás y unos tíos que lo adoran, en casa es el príncipe”, sostuvo con firmeza, en medio de la pausa que hizo a su relato.

Dos minutos después, Margarita retoma el diálogo y narra como se enteró de lo que pasaba con su hija. Esta vez lo puede hablar sin tapujos, porque Mercedes está en el colegio. “A mi hija no le gusta que hablemos del tema, lo evade. En casa no se habla de eso. Recordar le afecta”, aseguró.

La progenitora rememoró que estuvo seis meses sin ver a sus hijos y que por la llamada de una pariente de su expareja conoció lo que le ocurría a Mercedes.

Según la señora, la chica tenía más de tres meses sin asistir al colegio, no salía de casa y cuando lo hacía utilizaba un ajustador para ocultar su estado de gestación.

▶Lee también: Dos femicidios en 72 horas en Quito

“Al parecer, un día olvidó ponerse la faja y la dueña de una tienda cercana al verla se dio cuenta de que su barriga estaba abultada, le avisó a un familiar y esta me llamó para decirme que regresara a Milagro, que había sucedido una desgracia con Mercedes, para ese entonces tenía cinco meses de embarazo”, manifestó la indignada mujer.

NO LO ENCONTRÓ

La intención de Margarita era encararlo y meterlo preso en ese momento pero, al parecer, alguien había alertado a Carlos que ella estaba retornando a Milagro y el hombre huyó.

Recuerda que cuando llegó a la vivienda sus hijos se sorprendieron y se lanzaron a sus brazos. “Mamá no podía contarle nada, papá nos tenía amenazados, si te decíamos nos iba a hacer daño”, le dijo el mayor de sus hijos.

El silencio de Mercedes y el miedo reflejado en sus ojos fueron suficientes para confirmar sus sospechas.

“Le vi la barriga y le pregunté: ¿fue tu padre? No era necesaria una respuesta para saber que sí, la tomé del brazo y me la llevé a la Fiscalía para denunciarlo, pero él había escapado. Estuvo oculto por más de cuatro años, hasta que por fin se hizo justicia”, expresó la madre de la adolescente.

“¡No perdonaré lo que le hizo a mi niña!”

NACIÓ EL NIÑO

Mercedes dio a luz en enero del 2016. Antes del parto estuvo una semana ingresada porque le diagnosticaron anemia. También le tocó por un año dejar a un lado sus estudios, porque a su corta edad tuvo que dedicarse a criar a su hijo-hermano, pese a todo esto ella nunca ha renegado, ni ha rechazado al pequeño.

“Es su príncipe, en la mañana lo cuido porque mi hija estudia, en la tarde ella lo atiende”, refirió la abuelita del niño.

Por sus escasos recursos económica la adolescente trabajaba los martes y jueves vendiendo morocho. Su progenitora con lo poco que gana, cuidando a un niño, la ayuda para la crianza y los gastos que demanda su nieto.

En pocos días la chica cumplirá 17 años y cursa el primer año de bachillerato. Mercedes aún no ha pensado qué desea estudiar en un futuro, su presente es su hijo y su único deseo es criarlo y darle lo mejor que pueda.

▶Lee también: La información y sanciones que contendrá el Registro de Violadores

EL PROCESO

A espera de audiencia para ser sentenciado

A pesar de que el delito ocurrió en el 2015, desde el 2018 el hombre ingresó a la lista de los más buscados. El sábado 23 de noviembre el sospechoso fue detenido por el Bloque de Búsqueda de la Policía Judicial, en el sur de Guayaquil. El sospechoso, de 47 años, tenía boleta de captura, emitida por un juez de Milagro.

El individuo fue puesto a órdenes de las autoridades y luego trasladado al Centro de Rehabilitación Social de Varones de Guayaquil.

En los próximos días se sabrá la hora y fecha para la audiencia de juzgamiento, donde se dictaminará la sentencia en contra del presunto responsable de violar a su hija. En caso de ser hallado culpable podría recibir una pena de hasta a 29 años de cárcel por los agravantes: la víctima tenía menos de 14 años, era su hija y la dejó embarazada.

“¡No perdonaré lo que le hizo a mi niña!”

CRONOLOGÍA

abril/2015

Habría ocurrido la violación. La menor tenía 12 años y estaba al cuidado de su padre, el sospechoso del delito sexual.

septiembre/2015

La mamá de la afectada se enteró de lo que ocurría. Su niña tenía ya 5 meses de embarazo.

enero/2016

La adolescente dio a luz a un niño. Una semana antes estuvo internada porque le diagnosticaron anemia.

noviembre/2019

El sospechoso del delito sexual fue detenido en el sur de Guayaquil. Vivía con una hija de un anterior compromiso.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN