ACTUALIZADO A LAS
01:03
vacio
-- / --

Abuelita le dio una paliza a un delincuente

I
28 nov 2019 / 16:53 H.

Una mujer de la tercera edad le propinó una tremenda paliza a un delincuente que intentó asaltarla. Lo que no sabía el pillo es que la señora, de 82 años, es una activa levantadora de pesas.

Dado lo avanzado de su edad, el hampón pensó que Willie Murphy sería presa fácil para llevar a cabo el delito, pero no fue así. Según le relató la anciana al canal ABC, cerca de las once de la noche cuando se disponía a dormir, escuchó que alguien tocó fuertemente la puerta de su vivienda ubicada en Rochester, Nueva York. “Era un hombre diciendo que por favor llamara una ambulancia porque estaba enfermo, muy enfermo”.

▷Lee también: ¡Bicho que ve, bicho que se come!

La mujer llamó a la Policía para que asistiera al extraño, pero no lo dejó entrar, lo que enfureció al sujeto, quien terminó por romper la puerta. “De pronto, escuché un ruido fuerte y me dije, ‘¿Qué rayos fue eso?’. El jovenzuelo había irrumpido en mi hogar rompiendo la puerta”, agregó la octogenaria al canal de youtube de la televisora.

Murphy quien a principios de año ganó una competencia de levantamiento de pesas (puede levantar casi 100 kilos) trató de mantener la calma al observar al tipo dentro de su casa. “Escogió la casa equivocada para meterse”, precisó la anciana antes de describir la golpiza que le propinó.

“Agarré una mesa que tenía cerca y le di duro con ella. ¿Y adivinen qué? La mesa se rompió. Cuando cayó, comencé a saltar sobre él”, añadió. Posterior a ello, corrió hacia la cocina y cogió una botella de champú para bebés que se encontraba a lado del teléfono, donde los operadores de emergencia se mantenían en línea.

▷Lee también: ¡El sexo en la vejez es igual de excitante!

Agregó que mientras el pillo intentaba ponerse de pie, tomó la escoba y comenzó a golpearlo varias veces. “Quiso salir de ahí a como diera lugar... Sí que le di su merecido. En serio. Creo que se alegró cuando se subió a esa ambulancia”, precisó la anciana quien con humor aseveró que, “Estoy sola y soy vieja pero, soy muy ruda”.

Cuando la Policía llegó a la escena unos minutos después, el sospechoso, quien aparentemente se encontraba bajo los efectos del alcohol, fue detenido y Murphy, felicitada por su accionar. “Los policías que vinieron comenzaron a tomarse ‘selfies’ conmigo”, finalizó.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN