ACTUALIZADO A LAS
23:02
vacio
-- / --

Instrucciones para estar mejor contigo mismo (o al menos intentarlo)

O
15 feb 2019 / 00:00 H.

La historia corta: es una serie de pruebas y errores. Si llegaste hasta aquí ya debes saber que para sentirte a gusto con tu propia existencia, no hay fórmulas mágicas. La larga: me ha tomado años, pero he ido descubriendo cómo mantener el vínculo más importante de todos: una relación saludable conmigo misma. He resumido en 10 los pasos que, a modo de instrucciones, decidí seguir y que se entrelazan en el camino que intento mantener, una guía que podría ayudar en tu proceso.

No temas a la soledad

Esto es lo más importante. Recuérdalo. Cuando estás contigo tienes tiempo para poder conocerte, para descansar de otros, para entenderte, descubrirte, aceptarte. Estar solo es tomar la decisión de que tu tiempo contigo es mucho más importante que tu tiempo con otro: no puedes estar con alguien sin antes saber cómo estar bien contigo. La mayor parte del tiempo tú eres tu propia compañía.

No juegues con las personas

Si no sentimos algo por alguien, no estemos. No estemos en lugares donde no somos felices. No te demores en los lugares donde no puedas amar. Es demasiado importante conocer la diferencia entre esperar a alguien que sabes que aportaría mucho en tu vida a estar esperando a alguien porque simplemente hemos creado expectativas en esa persona. Si alguien te dice que no puede cumplir con alguna cosa que necesitas para formar algo, créele. Te ahorras mucha energía en luchar por algo o alguien a quien no vas a poder cambiar.

No juzgues y no mientas

No caer en algo que odias y peor aún en algo en lo que sabes que eres bueno, como mentir. Se fiel a ti. Siempre debe gustarte lo que eres. Mentir es una de las cosas que mas fácil se le hace a las personas, evitar es más sencillo que afrontar; pero al mentir al Otro, solo te mientes a ti mismo, solo caes en un círculo de conformidad que es una irrealidad.

Baja el ego

Deja de creer que lo sabes todo. La humildad es el atributo que debemos encontrar: nadie es perfecto. Tu verdad no es la misma verdad que la del otro, respeta la diferencia de opinión; eso no solamente te hace más maduro intelectualmente, sino que también te enseña a escuchar y aprender de las experiencias de otros.

Sé constante y honesto

En especial con las personas que siempre han estado y van a estar. Confía en ti, es el primer paso para poder ser constante y honesto contigo y por ende, con otros. Busca personas que te reflejen lo mismo. Al final todos somos espejos de otros y todos aprendemos de todos.

Sé ese amigo que quisieras tener

Recuerda el paso anterior: toda relación —no solamente amorosa— requiere tiempo, constancia, paciencia, respeto y honestidad. Sé ese amigo que quieres ser, ya que incluso en el amor, sin amistad no estás creando una base.

No temas cerrar puertas

Haz lo que está bien pensando siempre incluso en lo que está mal. A veces el alejarnos de alguien suele ser visto como un acto egoísta, pero yo lo considero amor propio. Hay ciertas situaciones, personas, pensamientos o emociones que lo único que hacen es drenarnos, agotarnos; al momento de saber lo que merecemos y necesitamos empezamos a tener más armonía.

No busques a nadie que no te busque

Las cosas que valen la pena toman tiempo y no tiene nada de malo esperar. Te ayuda a ser paciente, a crecer y darte descanso emocional. A veces que nos rechacen es la bendición más grande: nos enseña que hay algo mejor que nos espera, que es parte de vivir.

Disfruta

Eres joven solo una vez, habrá cosas que no podrás hacer luego. No te prives. Pero siempre ten moderación, no es tan difícil hacer las cosas bien, cuando deseas el bien. Viaja, vive tu vida sin meterte en la de los demás, respeta que todos somos diferentes y todos tenemos lecciones diferentes.

Ámate, sánate, respétate, hónrate

Sé tu propio altar, elígete a ti primero, quédate contigo antes que cualquiera, descúbrete y recuerda que cada día tienes una nueva oportunidad. No tengas miedo de salir de tu zona de confort, de atreverte a hacer cosas diferentes, de ser diferente. No viniste agradarles a todos, viniste agradarte a ti, a transcender. Sé tu propia historia.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN