ACTUALIZADO A LAS
18:00
vacio
-- / --

Tomar fotos durante un accidente: ¿por qué lo hacemos?

I
09 feb 2019 / 00:00 H.

Luego de un accidente, de cualquier tipo, lo común es que auxiliemos a la persona o el grupo de individuos que resulten afectados tras el hecho.

Ya sea llamando a los organismos de socorro o dándoles primeros auxilios, lo primero siempre será precautelar la vida del o los accidentados. Sin embargo aunque esto sea la acción inmediata que deberíamos tomar, en la actualidad, se ha vuelto común que antes hacer lo antes mencionado, usemos nuestro teléfono celular para grabar un video o tomar una foto del suceso.

Pese a que los accidentes pueden ser fatales, con muertos desmembrados de por medio, terminamos usando la tecnología de una manera inapropiada, tan solo, en ciertos casos, para alimentar el morbo e intentar ganar algo de atención en las redes sociales, destino donde suelen terminan estas imágenes.

¿Qué es lo que nos motiva a hacer esto ante una escena fatal como un accidente? Esto es lo que trató de descifrar el profesor de psicología experimental, Lasana Harris, según cita la BBC.

El académico de la University College de Londres, investigó el comportamiento de las personas en situaciones de emergencia. En primera instancia, el profesor cree que la acción de sacar el teléfono y tomar una foto, no es tanto por lo que pasa por sus mentes, sino por lo que no.

Harris cree que fotografiar a los muertos o heridos es “lo que hace la gente; es un comportamiento normativo, algo mecánico”. Agrega que “la gente saca sus teléfonos de manera automática para grabar escenas buenas, malas o indiferentes”.

Respecto a la acción de difundir y compartir estas capturas es otro acto inconsciente. “A menudo, solo estamos ejecutando el piloto automático y no estamos pensando, y es por eso que no parece algo intrusivo para quienes lo hacen”, explica Harris a la BBC.

¿Y qué razón tendrían quienes toman fotos a los accidentados? Según el profesor, ellos respondieran que creerían que estaban ayudando. ¿De qué manera? Al hacerse público un hecho, “tiene el poder de hacer cambiar opiniones, por lo que algunas personas pueden pensar que están cumpliendo ese propósito”, dice el profesor.

Pese a ese argumento la realidad es que no están ayudando al accidentado sino más bien es una forma de “no intervención”. Para Harris “es poco probable que ayudes si estás jugando con tu teléfono”.

El denominado ‘efecto espectador’, es el punto de partida a criterio del profesor. Desde el punto de vista psicológico, los grupos que ignoran a una persona necesitada, temen que otros espectadores juzguen su intervención.

En estos casos, la persona cree que si nadie más está actuando es porque no hay necesidad de hacerlo, más aún cuando en el accidente haya muchas personas; esto bloquea e impide actuar ante la situación.

Harris concluye en que es un “acto de autoengaño” propio para las personas que toman fotos de los accidentes y sus heridos con el fin de ‘ayudar’.

“Encuentras formas de salvar tu moralidad. Pero es una excusa de último momento para justificar el comportamiento”, sentencia el profesor.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN