ACTUALIZADO A LAS
07:44

Estos son los momentos icónicos de la mansión Playboy

E
29 sep 2017 / 00:00 H.

Han circulado centenares de historias sobre lo que sucede dentro de la famosa mansión Playboy, pero todo siempre se ha quedado en simples especulaciones. A pesar de que su anfitrión, Hugh Hefner siempre mantuvo las puertas abiertas a las más extravagantes fiestas, el acceso de sus invitados se manejaba con límites.

Aunque el ‘conejo mayor’ vivió en esta propiedad hasta su último día, en realidad la célebre mansión de Beverly Hills ya había sido vendida en 2016. Fue puesta a la venta por unos USD 200 millones y fue vendida a Daren Metropoulos, hijo del multimillonario C. Dean Metropoulos.

Según los términos del acuerdo, Hefner podría seguir viviendo hasta el fin de sus días en esta célebre casa de estilo gótico. Fue construida en 1927 y comprada por el creador de Playboy en 1971, por 1 millón de dólares. A lo largo de cuatro décadas, por allí pasaron innumerables celebridades y sirvió de nido de amor de su propietario y sus famosas ‘conejitas’.

Uno de los emblemas de la mansión siempre fueron sus celebraciones. Los pocos privilegiados que tuvieron el honor de ser invitados han contado sus anécdotas y algunas parecen sacadas de una película de ciencia ficción.

Mitch Rosen, mayordomo de la mansión, aseguraba al diario The Telegraph que mucho de lo que vio se lo llevará a la tumba. Afirma que podría escribir un ‘best-seller’ protagonizado por los famosísimos personajes que se desinhibían confiando en que todo lo que sucedía en esa casa se quedara allí.

Describe a Hefner como un jefe poco hablador, pero simpático y educado, incluso comprensivo con las necesidades del servicio, ya que llegó a ofrecer a una de las conejitas como regalo de cumpleaños.

Salvador Dalí y las ‘conejitas’

En 1973 Dalí y Hefner decidieron trabajar juntos en un proyecto artístico que mezcle la creatividad del pintor con las ‘conejitas’ de Playboy. El resultado fue una surreal sesión de fotos que rompió esquemas.

Dalí trabajó con el famoso fotógrafo de Playboy Pompeo Posar, y juntos retrataron un huevo gigante, una serpiente gigante, algunos collages y, por supuesto, las conejitas desnudas o semidesnudas jugando en el Sol.

Se mezclan aquí la grandilocuencia de Dalí, el surrealismo en sus collages y el hedonismo en su versión americana y europea.

Estos son los momentos icónicos de la mansión Playboy

‘Las conejitas’ subversivas

Aunque todo el mundo piensa que la gran puerta de metal al frente de la propiedad es para mantener a la gente afuera, algunas conejitas cuentan que en realidad es para que nadie salga. “Con el tiempo me fui dando cuenta que era para mantenernos a nosotras adentro”, dijo la exconejita Holly Madison en su libro.

“Hacíamos todo lo posible para decorar nuestras habitaciones y que se parezcan más a un hogar; pero nos daban sábanas y acolchados que daban asco de lo viejas, gastadas y manchadas que estaban”, dijo Izabella St. James en su libro Bunny Tales: Behind Closed Doors at the Playboy Mansion.

Según cuentan algunas exconejitas en entrevistas o en libros que han decidido publicar, todos los viernes a la mañana las chicas tenían que ir a la habitación de Hugh Hefner y pedirle la paga semanal de mil dólares.

Hefner aprovechaba la ocasión para quejarse de todo lo que no le gustaba sobre su relación, en especial de que las novias no participaban mucho de las fiestas sexuales que él organizaba en su habitación.

Estos son los momentos icónicos de la mansión Playboy

El dato EXTRA

1. Elvis habría dormido con ocho conejitas a la vez en la casa de 12 cuartos.

2. John Lennon quemó un Matisse al dejar tirado negligentemente su cigarrillo.

3. Hugh Hefner compró por 75.000 dólares un espacio en el mausoleo en donde descansa Marilyn Monroe para ser enterrado junto a ella.

4. La viudad de Hefner, Crystal Harris, quedó afuera de la repartición de los bienes del fundador de la revista Playboy

5. Dado que Hefner siempre quiso ser dibujante, los ‘Simpson’ le rindieron homenaje con un vídeo.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN