ACTUALIZADO A LAS
18:21

Su esposa es la que manda en casa

E
31 ago 2017 / 15:50 H.

Fue un ‘despelote’. En plenas fiestas julianas, el actor Álex Vizuete salió a pasear con su familia al malecón Simón Bolívar, cuando de pronto una señora lo reconoció y de lejos le gritó: “¡Brayan, regálame una foto!”.

El intérprete de la novela ‘Cuatro cuartos’, de TC Televisión, quien usó una gorra para pasar desapercibido, accedió. Sin embargo, en menos de dos minutos más de una decena de personas estaban a su alrededor.

Todos querían conocer al actor que da vida en esta serie a un “ñengoso divertido”. Cuando se dio cuenta su esposa estaba por un lado con su hijo de un año en brazos, el coche del bebé por otro lugar y él estaba siendo resguardado por la policía municipal.

Pero lejos de las cámaras aprovecha su tiempo para pasar en familia.

Él llega a su domicilio con ganas de jugar con su bebé, ver ‘pelis’ y descansar, pero junto a su esposa, Dayanna Villegas, quien asegura es la que “manda en la casa”, se reparten las tareas del hogar. Mientras él barre, ella lava los platos.

El intérprete está muy orgulloso de ella, porque además de cuidar a su hijo estudia la carrera de medicina y es ama de casa.

“Ella comprende mi trabajo de actor, las horas que no se pasan en la casa, pero cuando nos vemos trato de que sean los mejores momentos”, refirió el actor.

Fue un niño tímido

El joven de raíces guayaquileñas, que nació en Estados Unidos hace 23 años, hace poco asimiló toda la ‘locura’ que ha generado su personaje de El Brayan, pero no tiene miedo de que este lo encasille en la actuación.

Le sorprende cómo el niño tímido que fue en la infancia se ha convertido en todo un profesional. En medio de las risas que le causa recordar esta parte de su niñez, Álex confiesa que llegó a pensar que tenía algún problema de personalidad porque era muy introvertido.

Pero todo esto cambió en el último año de colegio cuando empezó a hacer teatro. La actuación es el único oficio que ha hecho y espera realizar toda su vida.

Por eso cuando llegue el momento, El Brayan será un personaje del recuerdo y él estará listo para interpretar a otro. Se considera un hombre de retos, por eso asumió caracterizar a un “ñengoso, donde tenía dos posibilidades: que esta tribu urbana me acepte o me rechace, gracias a Dios ocurrió lo primero”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN