ACTUALIZADO A LAS
01:00
vacio
-- / --

Actrices y actores porno dan ‘tips’ de comida y sexo

I
20 oct 2016 / 16:28 H.

El placer que produce tener sexo y comer puede combinarse. En eso coinciden las actrices y los actores porno consultados por El Comidista, de El País, de España. A propósito del Salón Erótico de Barcelona que se celebró del 6 al 9 de octubr, los expertos resolvieron las dudas en torno a lo que ayuda y lo que no...

El pepino y el plátano son los mejores aliados de las mujeres al pensar en un juguete sexual de origen natural. Por su textura y humedad satisfacen a quienes se atreven con productos ‘orgánicos’. Las chicas recomiendan que el banano no esté muy duro ni muy maduro. También es aconsejable pelar el ‘calabacín’ para que “no pinche”.

Para los hombres, el melón funciona cuando de buscar satisfacción se trata. Ellos también dicen que es buena idea tomar jugo de tomate. Esta fruta ayuda en la producción de semen al mismo tiempo que mejora su sabor.

Amarna Miller, actriz XXX española, explica que mientras más sana es la alimentación, mejor saben los fluidos corporales. Es por eso que no es recomendable comer unas horas antes de un encuentro sexual. Tampoco funciona si alguien quiere probar con ají, cebolla, ajo ni leguminosas.

La crema y el alcohol tampoco son buenos amigos de las artes amatorias. Lo que sucede es que la ‘nata’, al ser derivado de la leche, se pudre y apesta; mientras que colocar alcohol o productos que tengan trago sobre alguna mucosa la escuece. Dicho de otra manera, pica o arde.

Una buena alternativa si se quiere jugar y saborear son los condones. Los que tienen sabor a fresa y chocolate son los favoritos de ellas en el momento de colocarlos en la boca. A ellos les incomoda un poco los de menta porque producen una sensación de ardor en su miembro.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN