ACTUALIZADO A LAS
18:10

Ambivertidos, la combinación perfecta de personalidad

I
11 oct 2018 / 00:01 H.

No se trata de un nuevo término o de algo sacado de un sombrero. Los ambivertidos o ambiverts, según las referencias tomadas por la BBC, son personas que se encuentran el umbral de los dos tipos de personalidad y pueden disfrutar las ventajas de cada una.

El artículo Acondicionamiento, introversión-extraversión y la fuerza del sistema nervioso, también indica que estas personas “son intermedias entre los dos grupos extremos”. Son perfectos encontrando el equilibrio entre darse a notar y pasar desapercibidos.

La página web de Forbes, explica sobre el tema con el estudio del psicólogo Adam Grant, quien se propuso estudiar este fenómeno, y sus conclusiones son fascinantes. Lo primero que descubrió es que dos tercios de las personas no se identifican como introvertidos o extrovertidos. Estas personas —de las cuales podríamos formar parte— han tomado el nombre de ambivertidos, y como ya se ha mencionado, tienen tendencias tanto introvertidas como extrovertidas.

Aunque no pareciera importante, este tipo de personas —según Grant— puede llegar a mostrar una ventaja en relación a quienes sí tienen una personalidad fuertemente definida. Pese a que las emociones no son las únicas que mandan a la hora de tomar decisiones, no puedes negar que influyen en gran medida.

Solo para tenerlo claro, una persona extrovertida es aquella que es sociable, asertiva, activa, habladora, le gusta la excitación y la estimulación, carácter alegre, animosa, enérgica y optimista; mientras que alguien introvertido prefiere ser reservado, independiente, constante, y por lo general disfruta estando solo.

¿Cómo saber si eres ambivertido?

Para que no te confundas entre términos psicológicos, aquí te dejamos algunas pistas que Forbes y Playground recopilaron para ayudarte a descifrar si tienes una personalidad en equilibrio.

1. Puedes trabajar en grupo o solo, realmente no tienes una preferencia.

2. Puedes hablar con facilidad de temas que te parezcan interesantes, pero en cuanto esto termina simplemente te sientas a escuchar.

3. Aunque te gusta estar con tus amigos eres consciente de que necesitas tu espacio.

4. Las reuniones sociales y salidas siempre estarán en tus planes sin embargo, pueden llegar a cansarte.

5. En términos de confianza puedes ser indeciso. Confiar y creer en las personas puede ser fácil, pero no con todos.

6. Ser el centro de atención puede ser divertido, pero no por mucho tiempo.

El secreto para manejar esta dualidad es saber cuándo forzar tu lado social y cuándo hacerle caso a tu yo calmado. El primer paso según Forbes, es diferenciar si te encuentras dentro de este tipo de personas, lo cual no sería extraño, y que seas consciente de que puedes tener preferencias diferentes para pasar tu tiempo.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN