ACTUALIZADO A LAS
01:19
vacio
-- / --

Club de los hombres fieles nace en Salinas

08 nov 2019 / 15:55 H.

Hace Tres años, un grupo de caballeros se unió para demostrar que sí se puede ser de una sola mujer. Si alguien desea formar parte del club, pero tiene aún ‘síntomas’ de mujeriego, se le ayuda a dejar las tentaciones. Este grupo quiere demostrar que sí se puede ser ‘cangrejo de un solo hueco’.

No se catalogan como mandarinas, menos mangoneados. Solo son hombres que dejaron atrás las aventuras de coquetones ante sus mujeres y ahora son súper fieles.

No todos fueron infieles a sus esposas, hay que aclararlo. “Solo el 99 %”, precisa Antonio de la Cruz, presidente de la Asociación de Hombres Fieles de la parroquia José Luis Tamayo, del cantón Salinas, en la provincia de Santa Elena.

Hace tres años, 22 hombres decidieron agruparse para vivir ahora de momentos inolvidables de sinceridad. Y, sobre todo, de fidelidad con sus parejas.

“Desde jóvenes intentamos ser hombres fieles, pero las mujeres no colaboran”, asegura entre bromas De la Cruz, reunido con sus amigos.

¿Cómo ser parte del club?

Club de los hombres fieles nace en Salinas

El requisito principal para ser parte de este exclusivo club es que los integrantes deben tener al menos 50 años de edad. ¿Por qué esa exigencia? “Es una edad donde las conversaciones son de anécdotas, experiencias y sobre las locas aventuras vividas”, señala Antonio De la Cruz como justificativo.

Ah, pero ser parte del grupo de los hombres fieles no es para nada fácil.

Quienes ingresan a la asociación tienen que pasar “un proceso de verificación e investigación” por parte del fiel William De la Cruz. A través de un cuestionario, él identifica si el nuevo integrante “tiene algún síntoma de mujeriego, si aún se le para el pensamiento” y otros detalles.

“Si los resultados son positivos (mujeriego), no se lo descalifica, sino que tiene que cumplir varios requisitos, como sacar a la esposa a pasear y llevarla a la misa todos los domingos durante un mes”, precisa el ‘auditor de fieles’.

Unidos para no ‘caer’

Club de los hombres fieles nace en Salinas

Por las experiencias de la vida, de las locuras de jóvenes y por los problemas con sus esposas, según cuenta William De la Cruz, dejaron atrás “todo lo bueno, perdón, todo lo malo, para dedicarnos a la familia, amigos y dar un buen ejemplo a las futuras generaciones”.

En horas de la tarde se convocan para planificar actividades deportivas de lunes a viernes; en tanto que los fines de semana, en especial los domingos, viajan sin sus esposas.

Víctor Silvestre Reyes, miembro del directorio, dice que como agrupación “estamos unidos para que ninguno caiga en la tentación”.

Santo Pascual, quien dice ser el más tranquilo del grupo, afirma que desde hace dos años las miradas de quienes conforman el club son solo para sus esposas y que cuando observan a una mujer 60-90-60, “nos tapamos con las manos los ojos o desviamos la mirada”. “Quedamos tan pocos hombres fieles, románticos y detallistas, que a veces da miedo a ser secuestrados”, alcanza a decir entre risas.

Estos hombres quieren salvar de la extinción a los pocos honestos, fieles y trabajadores. Por esto invitan a otros a que se unan a la asociación y demuestren qué tan fieles pueden ser. Nunca es tarde, ¿verdad?

Son estigmatizados

Si existe un género que ha sido estigmatizado como infieles, esos son los hombres. Por el lado de las mujeres incluso se llega a pensar que ha habido tanto crecimiento de la infidelidad masculina que existe una supuesta certeza que casi no existe ningún hombre fiel en la faz de la tierra.

De todos modos, al contrario de lo que se piensa, de acuerdo con un estudio de la National Opinion Research Center de la Universidad de Chicago, el 78% de los hombres es fiel a su cónyuge. No más del 22% de los hombres le ha sido infiel a su esposa y solo 1 de 20 le es infiel sobre una base anual.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN