ACTUALIZADO A LAS
10:02

Coma suave antes del ‘cuerpeo’

Quito ·
I
14 feb 2018 / 11:18 H.

Los ‘condimentos del amor’ tienen un solo objetivo, lograr mayor placer durante el contacto íntimo de una pareja y hacer que los enamorados disfruten al máximo ese momento.

Si bien no está comprobado científicamente que la comida tenga un efecto sobre el deseo sexual, si puede estimular las sensaciones de exitación y atracción, pero por el entorno que se crea, aseguró Carlos Gallardo, reconocido chef ecuatoriano.

A propósito de San Valentín, época en la que se festeja al amor, muchas parejas optan por tener una cena romántica.

Lo recomendable es no ingerir cosas grasosas, más allá del buen sabor que tengan, ya que adormecería el cuerpo y no permitiría que las personas tengan la energía suficiente para el acto sexual, explicó el gastrónomo.

Mantener limpio el estómago es importante. Ingerir frutos secos como el maní o las nueces, previo a la cena, ayudará a que los sabores de la comida principal se abstraigan de mejor manera.

También las frutas como el coco y la piña servirían como aperitivo, está última tiene la propiedad de expandir el estómago.

Pescados como la corvina, el lenguado, la tilapia, el dorado y el atún blanco “son perfectos para hacerlos en ceviche o como una entrada”, acotó.

El segundo plato podría contener aves como el pollo, el pato o el pavo, las carnes rojas no son buenas porque tienen gran cantidad de grasa. Es más, las kilocalorías que se ingieran no deberían superar las 400 porque el cuerpo debe estar liviano.

Para los dulces el chocolate tiene propiedades, comprabadas, que excitan a las personas. Que se pueden acompañar con frutos rojos como las fresas y moras.

La combinación de sabores podría hacer que los enamorados tengan una sensación de tranquilidad y placer momentáneo, a la que se la podría acompañar con alcohol, pero que no pase de los 100 mililitros, dijo.

Coma suave antes del ‘cuerpeo’

Para las mujeres los cocteles dulces y para los hombres los tragos más secos como el whisky, el vodka o el vino, agregó Gallardo.

También se pueden usar las famosas mistelas, que a manera de caramelo, darán sabor y le darán la dosis de alcohol necesaría a la pareja.

Los carbohidratos no tendrían que incluirse en el menú, ya que provocan sueño. Es preferible sustituirlos con vegetales, que además de darle color al plato son ligeros, de preferencia los que tengan una gran cantidad de agua como las lechugas, pepinos, pimientos y tomates.

En lo que coincidió la sexóloga María José Bonilla, quien explicó que el poner alimentos crudos en la mesa como ensaladas con aderezo y frutas, que podrían considerarse alimentos vivos, transmiten energía de vitalidad para tener una noche de pasión.

Los pétalos de rosa no solo son decorativos, con ellos se puede crear una jalea comestible o ingerirlos crudos con un toque de polvo de oro.

Las porciones tienen que ser pequeñas y de cierta manera que la pareja se quede con hambre, para después saciarla en el encuentro pasional, explicaron.

“La buena mesa tiene ají. Es un alimento afrodísiaco y en Ecuador lo consumimos mucho”, aclaró Gallardo, quien recomendó usarlo como acompañante de los platos.

Para el experto Ecuador es un “paraíso afrodísiaco”, ya que muchos de los productos se dan en el país y se los puede adquirir a bajo costo.

Ambiente

Previo a comer cualquier tipo de comida debe existir un preámbulo afrodisíaco, esto quiere decir que se tiene que crear una atmósfera romántica para que esto funcione, explicó Carlo Aguilar, sexólogo.

“Generalmente se le tiene que dar ego a la otra persona”; por ejemplo, diciéndole a la pareja lo buena que es en la cama, lo mucho que le atrae o tener una conversación agradable, ya que el “mayor orgáno sexual es el cerebro”, dijo.

En la antiguedad las parejas previo al acto sexual solían comer desnudas, explicó Aguilar, para incitar al pretendiente. Por eso utilizar ropa ligera y destapada ayudaría a crear una atmósfera sensual; las mujeres podrían mostrar parte de los pechos y los hombros.

Aromatizar el lugar también es un estimulante, para Bonilla es importante hacer infusiones de canela, cedrón o toronjil, que además fungirían como ‘magia blanca’ para “atrapar” a la persona amada, indicó la también astróloga.

“El placer con la pareja se hace más gratificante cuando haces un espacio en el que todos los sentidos se agudizan”, acotó la sexológa July Ruíz, quien recomendó usar incienso.

Sin embargo, los olores que se esparzan por el ambiente no tienen que ser cotidianos. Por ejemplo, el perfume no debe recordar algún momento de la vida o a un familiar para que no digan “es que huele como mi mamá”.

Las velas y la música suave pueden aportar para que el deseo aumente, también el tono de voz con el que se habla no tiene que ser fuerte, sino más sútil, aclaró Ruíz.

“Hay que recordar que las mujeres son auditivas y los hombres visuales”, por eso ellos deberían usar un lenguaje agradable para “hacerlas sentir princesas”, pero que no tendría que ser confundido con labia, dijo la experta.

Una buena conversación podría ser la puerta para ir más allá con la pareja, por lo que las canciones que escuchen deben estar a un volumen moderado para que les permita charlar, según Carlos Gallardo.

Para él chef una agradable plática podría ser el 40 por ciento del éxito de una cita romántica.

Además, invitó a que al momento de la comida el dúo se olvide del celular y la tecnología para tener un verdadero contacto con la persona, “lo que más le puede molestar a tu pareja es que no le pares bola”.

También instó a aplicar las “buenas costumbres”, como la adecuada utilización de los cubiertos.

Despertar la pasión al máximo no es una tarea fácil, pero con esmero y elementos las parejas podrían tener una noche inolvidable en la que el amor es el menú principal.

Coma suave antes del ‘cuerpeo’

En la cama se puede comer

Hacer un jarabe de chocolate y mezclarlo con frutos rojos como las frutillas, frambuesas o moras pueden ayudar a estimular a la pareja durante los juegos previos al acto sexual.

Según Carlos Gallardo, el cuerpo del otro puede ser el plato para degustarlos, pero hay que tener cuidado de no ponerlos en las partes íntimas para evitar infecciones.

Tampoco es bueno que tengan contacto en sitios donde están químicos como el de las cremas y los perfumes, ya que podrían descomponer los alimentos.

El lamer a la persona aumentaría el deseo.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN