ACTUALIZADO A LAS
16:21
vacio
-- / --

Disfruta tus vacaciones sin que te quedes ‘chiro’

I
23 ene 2020 / 00:00 H.
    Image

Como propósito de Año Nuevo juraste que intentarías viajar al menos una vez. Las opciones para tu próximo destino son interminables, pero cuando revisas tu bolsillo a duras penas te alcanza para ‘turistear’ por tu ciudad. Si deseas visitar el Museo Del Louvre o quieres ‘farrear’ en un rave en la playa, debes tener en cuenta que el primer paso para cumplir tu sueño será planificar y organizar bien tus finanzas.

Ordena tus ideas y pregúntate cuál será tu destino. Este dato junto al tiempo en el que pasarás afuera te darán la guía para que comiences con tu plan de ahorro; sin embargo, debes tener presente que si tu viaje es a otro país tu austeridad económica debe ser más radical. De acuerdo al ingeniero en finanzas Cristhian Sánchez, al menos debes guardar dinero durante dos meses, además, debes sacar el porcentaje que inviertes mensualmente en tus gastos prioritarios (alimentación, salud, arriendo, educación, etc.).

▶Lee: ¿Por qué no me alcanza la plata?

“La persona no debería destinar más del 10 % de su sueldo para el viaje”, aconseja el economista y ejecutivo de Dinners Club, Clarence Altamirano. El especialista consultado por EXTRA recomienda que se eviten en su totalidad los denominados gastos hormigas, son aquellas inversiones que no necesitas, pero que, sin fijarte has pagado un gran porcentaje de tu dinero, estos se presentan en cosas pequeñas como comprar varios cigarrillos o café en el día.

Otro consejo de Altamirano es la organización propia del viaje para que no recurras a agencias que te cobrarán un porcentaje de comisión. Si conoces algunas páginas que te darán las mejores ofertas en pasajes de aviones o de hospedaje, puedes tomar esta información para acercarte de forma directa al lugar y cancelar el valor sin tener que pagar un valor adicional.

Errores comunes al ahorrar

En muchas ocasiones, los futuros viajeros pasan desapercibidas las ventajas del dólar frente a otras monedas. Otro error es no alcanzar una meta en la que se defina cuánto dinero estará destinado para ciertos gastos, las personas que tienen problemas al llevar sus finanzas caen en lo que Altamirano nombra como “meta de ahorro a ciegas”.

Los pasajes y el hospedaje no serán los únicos gastos que tendrás que anotar en tu lista, los lugares en los que vas a comer y las atracciones turísticas también inflan tu presupuesto para el viaje. Uno de los errores comunes que menciona Sánchez es el mal uso de las tarjetas de crédito: ”Ahorra un 50 %, si tu ingreso es alto, al menos paga todo con tus ahorros y la diferencia con la tarjeta de crédito para que te ajustes a tu ahorro y a tu gasto. A veces la gente que viaja no se dan cuenta que están consumiendo su tarjeta, cuando llega fin de mes están asustados”, añade Sánchez.

La peor idea que podrías tener es usar tu cuenta de crédito para diferir tu viaje con intereses. “No puedes irte de viaje, disfrutar una o dos semanas y pagarlo hasta seis o doce meses después a un valor mayor de lo que te hubiese costado si hubieses planificado”, explica Altamirano. La mayoría de tarjetas de crédito se manejan con el modelo de negocio revolving, este método de pago te da un valor que puedes consumir, si lo hiciste en su totalidad, puedes pagar la deuda con pequeñas cuotas que varían entre instituciones bancarias (11 al 12 %), pero que te llevan a un mismo fin: estarás sumergido en un bucle económico.

Consejos para ahorrar

“El éxito está en planear, ahorrar y organizar”, expone Altamirano. La organización de tus ingresos y gastos no deben realizarse solo por el viaje que tienes en mente, en realidad, esto debes hacerlo cada inicio de año, en el que debes contar todas tus inversiones mensuales, incluyendo tu sueldo con los décimos. Estas cifras deben estar escritos o anotados en una hoja de Excel.

Cuando tienes esquematizado lo que vas a realizar con tu dinero, también debes decidir en qué mes del año vas a cuidar más tus finanzas ya sea evitando salir tanto o dejando de comprar cosas que no necesitas para que puedas alcanzar tu meta, para que el momento en el que quieras viajar, prácticamente ya esté todo pagado.

“Contemplar las facturas de lo que vas consumiendo en el viaje. Al final del día, cuando termines tus actividades haz un recuento de lo que te estás excediendo o si vas acorde”, detalla el experto. Otra ayuda que podrías tener es organizar tus viajes con familiares o con tu pareja para que la suma no te caiga de golpe, sino que el valor sea compartido.

Si tienes en claro que vas a hacer en el lugar, no derrocharás más de lo que tienes como presupuesto. Además, puedes buscar opciones más económicas en alimentación y hospedaje. Recuerda, la duración de tu proyecto de ahorros se define a la meta de lo que quieres conseguir, esto aplica para cualquier actividad que desees realizar. Aunque escatimar en gastos a veces puede ser un sacrificio, no olvides que, al final, todo servirá para que disfrutes a plenitud tu viaje.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN