ACTUALIZADO A LAS
23:52
vacio
-- / --

¿Te has preguntado por qué no tienes cola?

I
15 may 2019 / 12:05 H.
    Image

Son muchos los animales que tienen una cola, por no decir casi todos. Gatos, perros, leones, monos, pájaros, incluso los peces. Esta extremidad es para ellos de vital importancia y ha estado asociada al equilibrio de su portador.

Contrario a lo que vimos alguna vez en Dragon Ball con Goku y Vegeta que tuvieron cola alguna vez, para los humanos, esta parte fue desapareciendo de a poco mediante el proceso evolutivo hasta eliminarse por completo.

Aunque, en casos excepcionales, hay bebés que nacen con ‘cola’ o la mejor conocida como espina bífida, un defecto en el cual la médula espina no se desarrolla o no se cierra correctamente durante la gestación.

¿Qué fue lo que pasó? ¿Por qué perdimos esta extremidad con el paso del tiempo?

Según David Melinkoff, profesor de Antropología Biológica de la Universidad Estatal de California, la respuesta corta es que hace 20 o 25 millones de años, cuando los monos se separaron de los monos del viejo mundo, perdieron sus colas.

Esto quiere decir que “no tenemos colas simplemente porque todos nuestros antepasados ​​desde el Mioceno (cuarta época geológica) han estado sin colas y hemos heredado este rasgo de ellos”.

Melinkoff agrega a su respuesta en Quora, una plataforma conocida como la “red social del conocimiento”, que “quizás más interesante es por qué esos antiguos ancestros perdieron la cola, y eso es incierto”.

El académico indica que tal vez, dado que los simios han estado cambiando hacia tamaños más grandes y cerebros más grandes, han tenido que usar diferentes tipos de estrategias para trepar a los árboles, y las colas empezaron a perder cualquiera que sea su propósito original debido a eso.

Un video del portal Science Insider también explica otra teoría, la cual involucra la forma erguida en la que caminamos.

Al andar en cuatro patas, los animales aún utilizan su cola para darse equilibrio, defenderse y hasta atacar; en el caso de los humanos, nosotros no necesitamos ya hacer estas acciones.

La alineación de nuestro cuerpo con un centro de gravedad que pasa por nuestras vértebras hasta los pies, ayuda a contrarrestar el peso de nuestra cabeza, dándonos así el equilibrio necesario para no caernos.

Y si queremos atacar o defendernos, fácilmente usamos las manos y pies para hacerlo. Lo cierto es que en estos tiempos, luciéramos algo raros con una cola en nuestra parte posterior del cuerpo, ¿o no?

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN