ACTUALIZADO A LAS
01:02

¿Compra el dinero la felicidad? Esto dice la ciencia

I
11 oct 2018 / 00:00 H.

Las madres dirán que no, los abuelos también, pero ya poniéndose serios en este asunto, los académicos Erik Lindqvist, Robert Östling and David Cesarini demuestran que el dinero sí compra la felicidad. O al menos, que la riqueza sí atrae en algo a esa sensación de plenitud.

Al estudio que hicieron en mayo de 2018 lo llamaron Efectos a largo plazo de la riqueza de la lotería en el bienestar psicológico. En ese bienestar se incluye sí o sí la felicidad; un sentimiento que los ganadores del premio mayor de este juego sintieron incrementado.

El grito de victoria y felicidad sería algo así como: ¡Pero qué bien me asientan estos billetes en los bolsillos!

La investigación se realizó en Suiza y en cuanto a la alegría que les trajo la lotería eran consultados con una sola pregunta: ¿Qué tan feliz dirías que eres?

Entre las conclusiones a las que se llegó es que dependiendo también de la cantidad del premio, todos —aunque en diferentes niveles— experimentaron mayor satisfacción con su vida; sensación que no decreció ni siquiera después de una década de haber salido ganador de millones y millones. Es que como dice la campaña publicitaria de esta tarjeta de crédito: “¡Para todo lo demás existe Mastercard!”, todo se puede comprar, siempre y cuando haya dinero para responder.

Entonces, ¿ecuación para la felicidad? Pues en algún lado debería incluirse un fajos de papel verde que permitan decirle adiós a las deudas y hola a la felicidad.

¡A medir tu salud mental!

Claro que con o sin una buena cuenta bancaria, podemos evaluar nuestra salud mental. EXTRA te comparte aquí parte de las 12 preguntas que los universitarios plantearon para medir esto en sus encuestados. Averigua qué tan bien o mal te sientes por estos días.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN