ACTUALIZADO A LAS
21:53
vacio
-- / --

¿Qué pasa si educas a tu perro a gritos?

20 nov 2019 / 10:32 H.

Si usted es de los amos que grita o castiga a su perro la mayor parte del día, recuerde que puede causarle efectos negativos (a largo plazo) en el estado mental. Así lo confirma una reciente investigación desarrollada por la bióloga Ana Vieira de la Universidad de Porto en Portugal.

En el estudio participaron cerca de 100 perros de algunas escuelas de entrenamiento. Los investigadores analizaron a los canes durante su jornada diaria para detectar comportamientos relacionados con el estrés, como bostezos, lamerse los labios, levantar las patas y aullar.

“Nuestros resultados muestran que los perros de compañía, cuando se entrenan usando métodos basados en aversión, experimentaron un peor bienestar en comparación con los perros de compañía entrenados usando métodos basados en recompensas, tanto a corto como a largo plazo”, detallan los expertos en el artículo.

▶Leer: ¿Es bueno para la salud ’comerse a besos’ a la mascota?

Además, en los perros de entrenamiento mostraron comportamiento de estrés elevado y en su saliva se evidenció un aumento considerable de cortisol (hormona del estrés). “Estas elevaciones se constatan después del entrenamiento y fueron más ‘pesimistas’ en una tarea de sesgo cognitivo”.

Una situación diferente se observó en los perros de refuerzo positivo, quienes mostraron un comportamiento más relajado y niveles de cortisol mucho más normales.

▶Leer: ¡Hay una fórmula para calcular la ‘edad humana’ de tu perro!

Estos resultados ponen en evidencia que el cuidado de los canes en nuestro hogar conlleva una gran responsabilidad de todos.

En nuestro país, la adiestradora canina Ana Luz Cuesta, menciona que esta situación se origina por la “falta de información con el hecho de traer una mascota a la vivienda. Nosotros los adentramos a la casa y no hay que ser egoísta en pensar en los beneficios de uno, sino también en el de ellos”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:

LEE TAMBIÉN