ACTUALIZADO A LAS
11:07
vacio
-- / --

1 de cada 5 hombres no llega a cumplir 50 años por la masculinidad tóxica

30 nov 2019 / 00:00 H.

La esperanza de vida de los hombres en la región de las Américas es 5,8 años inferior a la de las mujeres debido, en parte, a actitudes y comportamientos sociales que contribuyen al concepto de masculinidad tóxica. Así lo asegura un informe de la Organización Panamericana de Salud (OPS), publicado el pasado 15 de noviembre.

El informe Masculinidades y salud en la Región de las Américas muestra que las expectativas sociales de los hombres para ser proveedores de sus familias, participar en conductas de riesgos, ser sexualmente dominantes y evitar discutir sus emociones sin buscar ayuda, provoca un incremento en las tasas de suicidio, homicidio, adicciones y accidentes de tránsito.

Las estadísticas reflejan que uno de cada cinco hombres en las Américas muere antes de los 50 años y que muchas de sus principales causas de muerte están directamente relacionadas con comportamientos “machistas” construidos socialmente; que terminan reforzando la falta de cuidado y el abandono de su propia salud física y mental.

Tres de las principales causas de muerte que muestran variaciones significativas entre hombres y mujeres son: homicidios (7:1 relación hombre/ mujer, lo que significa que matan a siete hombres por cada mujer asesinada); lesiones en la carretera (3: 1); y cirrosis del hígado causada por el alcohol, que es dos veces más alta entre los hombres que entre las mujeres. Como resultado, la tasa de mortalidad de los hombres jóvenes es aproximadamente 4 a 7 veces mayor que la de las mujeres jóvenes.

Este fenómeno también puede tener resultados negativos para las mujeres y los niños en términos de violencia interpersonal, infecciones de transmisión sexual, embarazo impuesto o paternidad ausente

Muchos hombres han crecido escuchando frases como “los hombres no lloran” o “los hombres son fuertes” y de alguna manera, estas afirmaciones han terminado construyendo un modelo tradicional de masculinidad que los hace cerrarse al momento de expresar sus emociones (en sus relaciones laborales, sociales o de pareja). Asimismo, cuando se presentan algunas situaciones que pueden poner en riesgo la salud e la integridad física, muchos hombres no miden las consecuencias por el hecho de cumplir con su deber como “hombres”.

Algunas maneras para evitar caer en la masculinidad tóxica pueden ser abrir espacios de diálogos constantes con amigos y familiares donde se permita la expresión emocional o exponerse a una variedad de actividades donde se consiga liberar el estrés y la tensión acumulada.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN