ACTUALIZADO A LAS
20:32
vacio
-- / --

Conoce el nuevo modo de estafa sexual que llega a la red

I
13 jun 2019 / 00:00 H.

A los problemas más comunes de internet —como el spam, las fake news y el pishing (suplantación de identidad)— se asoma una nueva amenaza: el eWhoring.

Aprovechándose de la facilidad de entrada y amplia audiencia que tiene la pornografía, los piratas de la red ahora han encontrado en esta práctica un negocio redondo para sacar dinero.

Todo comienza con una inocente conversación. Una supuesta joven, con una foto atractiva, invita al usuario mediante un mensaje directo a agregarla como contacto para empezar a chatear.

Tras ganarse la confianza de su víctima, empieza a enviar fotos sugestivas y cuando el usuario quiera más (cada vez con menos ropa), llega la petición de dinero a cambio.

Una falsa vida en imágenes

Conoce el nuevo modo de estafa sexual que llega a la red

Para lograr que funcione el eWhoring, el ciberdelincuente previamente ha reunido una cantidad considerable de fotos de alguna mujer para suplantar su identidad. Generalmente estas fotos son sacadas de distintos sitios web pornográficos amateur y no comerciales.

Lo siguiente que hace el pirata de la red, es crear ‘una vida’ en alguna red social a esta supuesta persona y luego empezar a contactar a hombres, potenciales víctimas.

Datos como su nombre, de dónde es, qué edad tiene, a qué se dedica y por qué necesita el dinero que pide, es información básica planeada previamente para tener listas las respuestas para el interesado que muerda el anzuelo.

Las imágenes que el hacker utiliza para su ‘conquista’ son variadas y difíciles de rastrear por medio de buscadores como Google. Deben armar entre sí un estilo de vida convincente para que el engañado se lo crea. En la cama, en la cocina, en el baño... forman parte del ‘menú’ de fotos.

Pero los detalles no terminan ahí. Incluso para hacerlo más creíble, utilizan un lenguaje juvenil, acompañado de emojis e incluso errores gramáticales.

Un negocio peligroso de libre acceso

Conoce el nuevo modo de estafa sexual que llega a la red

Según el resumen del estudio ‘Understanding eWhoring’ (Entendiendo el eWhoring), esta actividad es un nuevo tipo de fraude en línea “inusual” ejecutado por ciberdelincuentes.

Detalla que “los delincuentes comparten fácilmente información sobre cómo se comete de una manera casi prescriptiva”, algo así como un receta médica gratis que se debe seguir al pie de la letra para tengas resultados.

Al haber factores económicos de por medio, el eWhoring hace su negocio gracias a las imágenes sexualizadas generalmente robadas y compartidas en línea. Estas pueden convertirse rápidamente en “saturadas”, lo que lleva a la demanda de (intercambiar) paquetes (de fotos) más exclusivos, indica el texto.

La estafa termina de consumarse cuando los ‘clientes’ creen haber pagado por un encuentro sexual virtual por medio de algún servicio en línea como el correo electrónico, videos, sitios de citas, medios sociales, anuncios clasificados y plataformas de pago.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN