ACTUALIZADO A LAS
23:27
vacio
-- / --

Me comprometí contigo, no con tu familia

I
29 abr 2019 / 00:00 H.

Puedes elegir a tu media naranja, pero no a su familia, ni amigos y si no encajas en su entorno tu relación podría verse afectada. Debes ser consciente que cuando te comprometes con alguien también lo haces con el mundo que lo rodea. No estás obligada a tener una buena relación con las personas de este mundo, pero debes tratar de mantener una relación cordial por el bien de tu futuro.

Una pareja necesita estar sola y cada uno requiere espacio para una vivencia individual y si esto no sucede desde el principio costará poner límites que permitan cuidar ese espacio para tener las bases de una familia.

¿Es posible llevarse bien con la familia política?

¡Por supuesto! No hay ningún motivo que lo impida. Conocer a la familia política puede causar tensión porque las personas asumen que están ante una evaluación. Si esta sensación no desaparece es complicado que haya una buena relación con los suegros, ya que a nadie le gusta sentirse vigilado.

Llévate con los parientes de tu amor

- Da el ejemplo. Compórtate con la familia de tu pareja de la manera en que te gustaría que él o ella se comportara con la tuya.

- Cuidado con el alcohol. En las reuniones familiares siempre suele haber licor para festejar, pero cuidado te pasas de la raya y hables cosas que nunca hubieras querido decir.

- Deja los conflictos de pareja en casa. Lo peor que puedes hacer es sacar los trapos sucios entre ustedes. No le cuentes a tu suegra los problemas que tienen, recuerda que una madre siempre defenderá a su hijo.

Los extremos no son buenos

No se trata de alejarse, ni de tenerlos dentro de casa todo el tiempo. Independientemente del afecto que tengas por ellos, la pareja debe estar suficientemente consolidada para no permitir que terceros se entrometan en sus decisiones.

La experta dice:

“La relación con tu pareja está vinculada con diferentes tipos de compromisos con su entorno social, por ende se hace presente una negociación amorosa y familiar. La importancia de este pacto es poder obtener un espacio para ambas partes. Es importante crear momentos para compartir y así poder fortalecer esos vínculos afectivos entre los lazos familiares y de amor”.

Jennifer Carranza, sicóloga, especialista en temas familiares.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN