ACTUALIZADO A LAS
07:20

Las diferencias políticas terminaron convertidas en música

14 sep 2018 / 12:01 H.

Para Jorge Glas hubo mariachis y para el presidente Lenín Moreno una canción a capela. El tema escogido es originalmente italiano y se llama Bella Ciao. Aunque la asambleísta Gabriela Rivadeneira lo españolizó y le puso de coro: “Lenín Chao”.

Este 13 de septiembre los políticos se pusieron creativos y volcaron en las redes sociales, frases y música para demostrar su descontento.

Convocaron una marcha, también saludaron al cumpleañero exvicepresidente, pero lo que sigue dando de qué hablar es el tema improvisado por Rivadeneira y cinco cantores más.

Con la ayuda de un charango, una guitarra, las palmas, —y lo que aparentemente sería un sartén— la asambleísta es la voz principal y la acompañan en su tonada: “Esta mañana me he levantado y he descubierto al impostor. Ecuatoriano, sal a la calle y dile chao, Lenín chao, chao, chao”.

El video no dura ni un minuto y ya alcanza más de 33.000 reproducciones. Pese a la popularidad en su Twitter, el tema se volvió actual con la serie de Netflix La Casa de Papel. En esa producción sí se respeta la letra de la canción que históricamente es un himno de la resistencia italiana. ¿A qué se oponían? A Mussolini y a las tropas nazis.

En todo caso, la traducción fiel al español no es ‘Lenín Chao’ sino, ‘Adiós Bella’. Aunque los orígenes del tema están bien peleados, no hay duda que es italiano y que por la fuerza de su letra ha servido para manifestarse políticamente en las calles.

En realidad a Rivadeneira no es a la primera que se le ocurre usar la contagiosa música para protestar, ya lo han hecho en Argentina con diversos temas como el aborto legal o los banqueros reclamando mejores salarios. Solo el estribillo cambia: “Macri, chau, Macri chau, chau, chau”. Aquí también el presidente se llevó la dedicatoria.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN