ACTUALIZADO A LAS
12:14

Game Lab, un barquito cargado de videojuegos

I
12 mar 2018 / 00:00 H.

Los videojuegos tienen botones de comentarios prehechos: que el vicio, que quizás el dedo pulgar muscoloso o la tremenda colección en casa. Ante eso, aclaremos algo: Gamelab es un laboratorio, no para jugar videojuegos, sino para desarrollar unos propios y probar esta narración en otros servicios.

Y aunque Game Lab suene a una iniciativa extranjera, porque en general la industria del videojuego mueve en el mundo 105.000 millones de dólares (según un informe de SuperData Research) y aun así del aporte ecuatoriano no se conoce mucho, este laboratorio para experimentar, reunirse y, sobre todo, hacer comunidad de especialistas y aficionados, está en Quito.

La propuesta nace en MedialabUio, un espacio abierto desde la Ciespal en 2015 para integrar tecnología, ciencia, cultura y sociedad.

Game Lab se convirtió así en el primer laboratorio (de los dos que tienen planeados) en estrenarse en marzo del 2018 y proyectarse hacia una hackathon en mayo. Entonces: ¡Hora de prender las consolas!

Sin embargo, como dice Margarita Yépez, coordinadora del Medialab, “el videojuego como tal puede servir para trabajar temas de realidad virtual, realidad aumentada o esos jueguitos que tú ves cuando entras a la web del banco o a tu buscador de Google”.

Lo importante es no encasillar al videojuego con las peleas de acción, ya que como lo califica Yépez, la narrativa que ofrecen es bastante versátil.

Claro que por ahora es Asia la que domina este mercado con el 47%, América del Norte concentra un 25% y América Latina apenas el 4%, de acuerdo a cifras de la empresa NewZoo, pero se apuesta a que desde la ‘Mitad del mundo’, se compita ya no solo de manera artesanal y se logre incluso exportar videojuegos.

“La materia prima la tenemos, pero es necesario compensar el tema de industrias creativas y del conocimiento”, dijo Iván Terceros, productor de MediaLab.

A esto hay que sumarle que el interés sigue creciendo. Una tesis de la Universidad Particular de Loja (UTPL) mostraba esta realidad del 2012: El 73% del grupo de niños (6 – 9 años) y el 67% de los adolescente (10-18 años) afirma jugar. La infancia de muchos se cuenta a partir de una consola y videojuegos.

Esas ganas se conservan hasta adultos y es lo que ha permitido que el Game Lab ya lo conformen 28 personas. Las carreras que participan son variadas, por eso Iván Terceros califica a la industria de los videojuegos como la heredera del cine: “Aquí no solo se requiere de programadores, también se necesitan de guionistas, ilustradores, diseñadores gráficos, músicos, productores, editores”.

Ahora como el acceso a Internet sube con velocidad, la comunicación digital coexiste con los más pequeños. El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) hizo un reporte sobre el uso de tecnologías en el país: “11 de cada 100 niños, menores a 15 años tiene al menos un celular activado y de ellos, 6 usan Smartphone”.

Game Lab, un barquito cargado de videojuegos

Esa continua interacción le permitió al Medialab, el grupo formador del Game Lab, demostrar que la programación es posible para niños desde los 6 años. El proyecto les valió un Google Rise Awards en 2016 y esta vez vuelven recargados.

El sector de turismo y cultura son los que demandan el servicio de videojuegos ahora para atrapar más consumidores. De esa oportunidad nace la hackathon, que será entre el 12 y 13 de mayo y servirá de impulso para quienes ya se conocen del GameLab.

“Todos empiezan a planificar y hacer cosas en torno a los retos que tú les coloques”, explica Margarita sobre los desafíos que se vienen. Aun así Iván considera que el mercado de videojuegos es complicado, pero “se presenta un escenario global donde puedes distribuirlos”.

Por eso, el Game Lab incentiva la agrupación del talento disperso, que como los promotores cuentan, podrán encontrarse cada dos semanas o una vez al mes, para hablar de actualizaciones o nuevos proyectos.

En el futuro se habla de que podrían organizar talleres, conferencias y ampliar el gusto de lo que se puede contar a manera de videojuego. Las consolas quieren conquistar los sitios web.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN