ACTUALIZADO A LAS
01:03
vacio
-- / --

HIFU, el secreto de las estrellas para mantenerse siempre jóvenes

I
12 ene 2019 / 00:00 H.

El Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad (HIFU por sus siglas en inglés) es un sistema de rejuvenecimiento no invasivo que ofrece resultados sorprendentes similares a los de un lifting, pero sin las complicaciones que este implica.

Es el tratamiento estrella elegido por las celebridades de todo el mundo ya que garantiza el levantamiento y tensado de la piel con el consecuente rejuvenecimiento y efecto lifting, manteniendo siempre la naturalidad del rostro, por lo que no se nota la intervención de la mano del hombre.

Con HIFU la piel es capaz de crear nuevo colágeno y elastina, el tejido lesionado por el paso del tiempo se repara y se acelera el proceso de cicatrización. Como resultado, al final del tratamiento el rostro se ve sumamente rejuvenecido.

Cómo trabaja HIFU

El Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad emite energía ultrasónica precisa y sumamente concentrada sobre la zona a tratar lo que genera múltiples y microscópicas que lesiones que promueven la creación de nuevo colágeno, aceleran el proceso de cicatrización y ofrecen como resultado el deseado rejuvenecimiento.

La energía térmica llega a gran profundidad en el tejido, razón por la que los resultados son notorios en pocas sesiones y se mantienen por un lapso de tiempo considerable.

Los cambios en la piel se notan desde las primeras sesiones, pero el resultado final recién se puede apreciar pasados unos 4 a 6 meses de culminado el tratamiento completo, ya que es el tiempo necesario para que el colágeno alcance su optimo nivel.

El HIFU asegura una piel mucho más tersa, tonificada, nutrida, hidratada, flexible y con el contorno facial definido.

¿Quién es buen candidato para HIFU?

HIFU es el tratamiento ideal para personas de entre 35 a 65 años que presentan una flacidez leve a moderada, pero no exclusivamente, ya que personas más jóvenes pueden acceder a este tratamiento para retrasar la aparición de los primeros signos de la edad de forma no invasiva y completamente natural.

Quienes tienen arrugas finas, párpados y cejas caídas, flacidez en las mejillas y bajo el mentón se ven muy beneficiados con HIFU, al igual que los que presentan la piel finita y con textura semejante al papel crepé.

HIFU también es el mejor tratamiento para eliminar el llamado “código de barras”, las arrugas que se forman alrededor del área de la boca, define el contorno de la mandíbula y elimina la flacidez y líneas de cuello y escote.

La aplicación de HIFU no requiere de preparación previa especial, pero si es importante que no se tengan infecciones en la piel que puedan dificultar el tratamiento.

Durante la sesión el especialista pasa el aparato sobre la piel, y se pueden llegar a sentir molestias como calor o un ligero hormigueo, aunque en casos aislados se puede llegar a necesitar el uso de algún anestésico tópico debido a la intolerancia del paciente.

Después de la sesión se perciben los cambios, mientras que el resultado definitivo recién puede vislumbrarse pasados unos cuatro a seis meses, ya que es cuando la producción de nuevo colágeno alcanza los niveles óptimos para asegurar la tonificación, hidratación, flexibilidad y definición del ovalo facial buscados.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN